Me siento afortunado… y agradecido

Valle de Pineta
Mi querido Valle de Pineta, con el Monte Perdido al fondo.   Foto: Benjamín Recacha

Llevaba mucho tiempo pensando en la presentación de El viaje de Pau en Bielsa. Sabía que las jornadas conmemorativas de La Bolsa, el episodio de la Guerra Civil que marcó el fin de la resistencia republicana en Aragón y del que hoy, 15 de junio, se cumplen 76 años, eran el marco ideal para dar a conocer mi primera novela, aunque ya lleve cerca de un año a la venta en aquella parte del Pirineo. Sabía que contaría con una audiencia predispuesta a que le gustase lo que tenía que explicar, pero la verdad es que no tenía ni idea de cuánta gente acudiría. Nunca perderé la perspectiva de que soy un desconocido en el mundo literario, así que nadie tiene la obligación de interesarse por lo que hago, ni puedo reprocharlo. En el momento en que pierda esa perspectiva estaré condenado a la frustración (y lo hago extensible a cualquier autor independiente). Así que emprendí el viaje con esperanza pero también con cierta inquietud. ¿Y si al final éramos cuatro gatos? Seguir leyendo “Me siento afortunado… y agradecido”

Me siento afortunado

Benjamín Recacha - El viaje de Pau

Para un escritor que ha publicado su primera novela hay muchos momentos inolvidables. Si me pongo a clasificarlos destacaría tres por encima del resto: la primera presentación, la presentación en el lugar de donde eres y la presentación en el lugar donde se desarrolla la trama. Por supuesto, dos o las tres circunstancias se pueden dar en un mismo momento, pero en mi caso no ha sido así.

La presentación en sociedad de El viaje de Pau fue en noviembre del año pasado en la librería Espai Literari de Barcelona. Siempre recordaré ese día como uno de los más felices de mi vida. Es verdad que parcialmente también se cumplió la tercera circunstancia, pues parte de la trama se desarrolla en el mismo barrio de Gràcia. Sin embargo, mi conexión personal con ese escenario no es ni remotamente parecida a la que siento con Bielsa y su Valle de Pineta, el marco incomparable donde Pau, Diego, Sandra, Greñudo y compañía viven la mayor parte de sus aventuras. Seguir leyendo “Me siento afortunado”

Presentación de ‘El viaje de Pau’ en Mataró

Benjamín Recacha - El viaje de Pau
“A ver cómo nos va esta tarde…”

En unas horas presento El viaje de Pau en la Biblioteca Pompeu Fabra de Mataró. Será mi segunda presentación, seis meses después de la primera, una experiencia fantástica en la librería Espai Literari de Barcelona. Madre mía, medio año ya. Medio año en el que he intentado compatibilizar la promoción de mi primera novela con el proceso creativo de la segunda y con la presencia en las redes sociales, procurando aportar contenidos de calidad a este blog. No es fácil, much@s lo sabéis por experiencia propia. Pero no me quejo. Es el camino que he elegido y me queda mucho por recorrer. Seguir leyendo “Presentación de ‘El viaje de Pau’ en Mataró”

Novedades sobre ‘El viaje de Pau’

Apedrega un escriptor
Haber leído el libro y ser respetuoso, únicos requisitos para participar.   Foto y diseño: Benjamín Recacha

No me gusta abusar del blog para escribir artículos publicitarios sobre El viaje de Pau. No voy a esconder ahora que una de las motivaciones que me llevaron a abrirlo fue difundir mi trabajo, así que en parte es una herramienta de promoción de mi novela y de mi faceta como escritor. Los habituales ya lo sabéis. Sin embargo, procuro hablar de ello con mesura, consciente de que buena parte de los que rondáis por aquí esperáis leer reflexiones sobre los temas que a todos nos preocupan, no publireportajes sobre mi libro.

Pero hoy toca hablar de mi libro. En las últimas semanas se han producido algunas novedades que me apetece compartir aquí, y que espero contribuirán a consolidar mi incipiente carrera en el complicado mundo de las letras. Seguir leyendo “Novedades sobre ‘El viaje de Pau’”

Pirineo Aragonés, el paraíso triste

Pirineos, tristes montes

Mi visión sobre el Pirineo Aragonés es la de un lugar idílico, esculpido por una naturaleza salvaje y exuberante que nos brinda paisajes de una belleza sobrecogedora e inolvidable. Es la visión de quien ha veraneado allí un par de semanas, rodeado de bosques, ríos y montañas, durante treinta años. Reconozco, pues, que no es un punto de vista objetivo. Sólo conozco lo bueno. Yo no he sufrido las inclemencias de una naturaleza embelesadora, pero también implacable. Las tormentas de verano guarecido en una pequeña tienda de campaña o las caminatas bajando desde Marboré a la pradera de Pineta bajo una intensa granizada las recuerdo como emocionantes aventuras. Seguir leyendo “Pirineo Aragonés, el paraíso triste”

Otra aparición “mediática”

Benjamín RecachaHace unos días la compañera bloguera Vanesa Adell (Reflexions d’una periodista) me propuso hacer una breve entrevista en el blog de Adecco, donde colabora, para explicar mi aventura literaria. Evidentemente, acepté encantado, y hoy ha sido el día elegido para su publicación. ¡Muchas gracias, Vanesa!

Aquí tenéis el artículo:

‘El viaje de Pau’, la primera novela de Benjamín Recacha

“Quedarte en paro, sin duda, es un problema, y más si tienes cargas a las que hacer frente; pero es también una oportunidad para poder desarrollar ideas y proyectos que, de otra manera, continuarían aparcados en un cajón”. Lo dice el periodista y escritor novel, de Caldes de Montbui (Barcelona), Benjamín Recacha. Con una dilatada experiencia en todos los ámbitos del periodismo y la comunicación (ha trabajado en medios como El Punt, Ràdio 4 u Onda Cero), este profesional de 39 años se quedó sin trabajo en enero de 2012, fecha que ha supuesto un punto de inflexión en su trayectoria profesional.

Después de dedicar un tiempo para formarse, reciclarse y buscar trabajo, Recacha decidió recuperar un proyecto personal que tenía en el cajón: El viaje de Pau, su primera novela, basada en parte en hechos reales, concretamente en un trágico episodio de la Guerra Civil que se desarrolló en Bielsa (Pirineo Aragonés) en el que veranea desde niño. “La comencé hace cinco o seis años, pero la había dejado aparcada por falta de tiempo”, explica. A mediados de 2012, decidió tomarse “más en serio” el libro. “Se convirtió en mi actividad principal, de modo que lo que en principio era un proyecto personal, se transformó en un proyecto profesional. Me gustaba lo que estaba creando, consideraba que tenía potencial y aposté fuerte por ello”.

Sigue leyéndolo en su ubicación original…

Regreso a los veranos de Pineta (III)

Circo de Barrosa
Circo de Barrosa   Foto: Benjamín Recacha

Una de las excursiones más bonitas y, sin embargo, menos conocidas, que se pueden hacer en el entorno de Bielsa es la del circo de Barrosa. Hacía como siete u ocho años que no íbamos, y como se trata de un recorrido muy accesible pensamos que a Albert, que a sus cuatro años ya nos ha demostrado sobradamente que tira mucho en montaña, le gustaría. Seguir leyendo “Regreso a los veranos de Pineta (III)”

Regreso a los veranos de Pineta (II)

Circo de Pineta
Circo de Pineta desde el puente sobre el Cinca   Foto: Benjamín Recacha

Cuando aparcamos el coche y nos dirigimos, mochila a la espalda, hacia el puente sobre el río Cinca que es la entrada a la antigua acampada libre de Pineta, hoy ya sólo puerta de acceso al Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, no pude evitar detenerme para admirar por enésima vez el majestuoso circo de Pineta, regado de cascadas e hilos de agua por doquier, con sus neveros en los lugares habituales. Saqué la cámara y volví a hacer la misma foto de siempre. Era consciente de que cada vez que voy a Pineta hago esa foto, pero ¿cómo no querer capturar una vez más un paisaje tan maravilloso? Seguir leyendo “Regreso a los veranos de Pineta (II)”

Regreso a los veranos de Pineta (I)

Pradera de Pineta
Pradera de Pineta, antigua acampada libre   Foto: Benjamín Recacha

Cuando cerraron la acampada libre del Valle de Pineta lo primero que lamenté fue que mi hijo (bebé por entonces) no podría disfrutar de los veranos al aire libre, rodeado de exuberante naturaleza, que yo gocé en mi infancia y adolescencia, y que de hecho continué gozando hasta un año antes de la clausura definitiva. Había otro camping, de los que tienen parcelas delimitadas, a 6 kilómetros de distancia, pero nunca me planteé veranear allí. Sentía que hacerlo sería una especie de traición a la esencia de Pineta, aquella pradera alrededor de la cual año tras año repetían las mismas tiendas, los mismos vecinos de veraneo, todos con el denominador común del amor por la naturaleza y, concretamente, por un paisaje que en nuestro interior sentíamos propio. Seguir leyendo “Regreso a los veranos de Pineta (I)”