Crónica viajera desde el paraíso (IV)

Río Yaga
‘El viaje de Pau’ en el río Yaga.   Foto: Benjamín Recacha

El verano es ya un recuerdo. Los diez días que pasé en el Pirineo Aragonés, recorriendo los paisajes que han marcado mi vida quedan lejos, aunque tenga la sensación de que fue el otro día cuando recogíamos la tienda de campaña para regresar a casa.

El 1 de septiembre publiqué la tercera crónica viajera desde el paraíso, pero dejé pendientes otras dos, que ya no puedo aplazar más porque corro el peligro de que acaben confundiéndose con las de las próximas vacaciones. Además, no va mal recrearse en momentos e imágenes tan agradables. Seguir leyendo “Crónica viajera desde el paraíso (IV)”

Pirineo Aragonés, el paraíso triste

Pirineos, tristes montes

Mi visión sobre el Pirineo Aragonés es la de un lugar idílico, esculpido por una naturaleza salvaje y exuberante que nos brinda paisajes de una belleza sobrecogedora e inolvidable. Es la visión de quien ha veraneado allí un par de semanas, rodeado de bosques, ríos y montañas, durante treinta años. Reconozco, pues, que no es un punto de vista objetivo. Sólo conozco lo bueno. Yo no he sufrido las inclemencias de una naturaleza embelesadora, pero también implacable. Las tormentas de verano guarecido en una pequeña tienda de campaña o las caminatas bajando desde Marboré a la pradera de Pineta bajo una intensa granizada las recuerdo como emocionantes aventuras. Seguir leyendo “Pirineo Aragonés, el paraíso triste”

Recuerdos de Marboré

Lago de Marboré helado
Lago de Marboré helado

El lago de Marboré es uno de los parajes más mágicos que conozco. Se encuentra a casi 2.600 metros de altura, rodeado de impresionantes moles calcáreas, en pleno Pirineo Aragonés. Es un lago de origen glaciar, y lo que lo hace tan mágico es el hecho de poder encontrarlo helado en pleno verano. Ya hace algunos años que no lo visito y, teniendo en cuenta el ritmo vertiginoso al que está desapareciendo el impresionante glaciar del Monte Perdido, es posible que en esta época ya ni siquiera lo adornen los pintorescos icebergs. La foto que encabeza este artículo está tomada hace unos veinte años. Aquel verano estaba congelado casi por completo. Seguir leyendo “Recuerdos de Marboré”