Abrazos

Escribí este relato hace algo menos de dos años. Lo tenía guardado por ahí, después de haberlo enviado a algún concurso, sin éxito. La cuestión es que me he acordado de él en estos días en que harían falta muchos más abrazos.

Para acompañar la lectura, ‘Annabel Lee’, preciosa canción de Radio Futura, del álbum ‘La canción de Juan Perro’ (1987).

SALTO AL REVERSO

abrazo Imagen libre de derechos obtenida en pixabay.com

Tenía frío. Era un día radiante de un caluroso mes de junio, pero estaba helado. El frío le brotaba del corazón y se extendía por el cuerpo. Miguel sentía que en cualquier momento la sangre se le congelaría en las venas. Se preguntaba si cuando eso sucediera quedaría todo él congelado.

Había perdido la noción del tiempo. No recordaba cuándo había llegado al parque ni cómo había ido a parar al banco junto al estanque. Se fijó en los cisnes, que se deslizaban altivos e indiferentes a lo que ocurría fuera del agua. Ni siquiera hacían caso a los trozos de pan que les lanzaba una niña que insistía en querer alimentarlos. La pobre ya no ocultaba la frustración que le causaban las desagradecidas aves.

Pero enseguida la mente de Miguel lo atrapó de nuevo en el recuerdo y el desasosiego. «Cuando me…

Ver la entrada original 946 palabras más

Anuncios

Centrifugando recuerdos (XXXVI)

Se acabó. Centrifugando recuerdos pone el punto final en ‘Salto al reverso’. Espero que, si habéis seguido la serie, os haya gustado. Ahora comienza el proceso de edición para que acabe convirtiéndose en mi quinta novela. Pronto explico los detalles.

El acompañamiento musical a este último capítulo lo pone una de esas piezas épicas de la historia del rock: ‘Free bird’, de Lynyrd Skynyrd.

SALTO AL REVERSO

Circo de Pineta - Cascada del Cinca Foto: Benjamín Recacha

(Los capítulos anteriores los puedes leer aquí)

Después de quedárselo mirando durante unos segundos, como si fuera un objeto extraño que acabara de descubrir, Luis enciende el cigarrillo. Desde hace unas semanas fuma menos, pero no se ha planteado dejarlo. Suelta una bocanada de humo y observa cómo se diluye en su camino hacia el cielo. Le gusta saborear esos cigarrillos que fuma sin prisa, sin la urgencia que provoca la falta de nicotina en el organismo.

Está sentado en una roca, a medio camino en su ascenso hacia la cascada. Quizás meterse veneno en los pulmones a dos mil metros de altura no sea la manera más saludable de hacer un descanso después de dos horas de dura ruta. Luis lo sabe, pero le apetecía ese cigarrillo, aunque le acabe provocando un repentino ataque de tos.

—Mierda —maldice.

Apaga el pitillo contra la roca y…

Ver la entrada original 1.918 palabras más

Dos obras por Benjamín Recacha García

Cuando se acabe septiembre voy a echar de menos que me dediquen tanta atención… ‘Salto al reverso’ comparte dos de mis obras: ‘Dime, viento’ y ‘La mujer de la montaña’, como autor destacado del mes de septiembre. ¡Mil gracias de nuevo, amigos!

SALTO AL REVERSO

Benjamín Recacha García es el autor destacado del mes en Salto al reverso. Pueden ver sus obras para nuestro blog dando clic aquí y visitar su blog en benjaminrecacha.com.

Compartimos con ustedes dos de sus obras.


Dime viento

Cuéntame, mi viento amigo:
¿Dónde se fueron los sueños?
¿Dónde dejé los empeños?
Háblame, me voy contigo.

Sóplame, quiero sentirte.
Ya todo me queda lejos.
Rompí todos los espejos.
Tengo tanto que decirte…

Pero mi boca está muda,
mis ojos quedaron ciegos.
La realidad es tan cruda,
que devoró los sosiegos.

Y dime, mi dulce brisa:
¿Vale la pena esperar?
¿Sirve para algo luchar?
Aguarda, no tengo prisa.

Ya no.

Ay, viento… Nada comprendo.
Hay tantas cabezas bajas,
tantas voces decayendo,
y gritos que son navajas…

Hay tanto rencor oculto,
tanta herida mal curada,
tanta dignidad chafada,
que pensar es un insulto.

No quiero pensar.
Ya no.
Ni saber.
Ni sentir.
Ya…

Ver la entrada original 608 palabras más

Centrifugando recuerdos (XXXV)

A punto de teclear el punto final, comparto el penúltimo capítulo de Centrifugando recuerdos. La semana que viene, el desenlace, y luego, a corregir como paso previo a la edición y publicación de mi quinta novela. Paso a paso, vamos haciendo camino.

Esta semana la banda sonora la pone Héroes del Silencio, con ‘Sirena varada’, del álbum ‘El espíritu del vino’ (1993).

SALTO AL REVERSO

Luna llena Imagen libre de derechos descargada en pixabay.com

(Los capítulos anteriores los puedes leer aquí)

Sara todavía nota una punzada de culpabilidad al pensar en Tere, en la forma como se despidieron aquella triste mañana de agosto, pero sobre todo por la incómoda sensación de haber estado esquivando el conflicto, de haber desperdiciado todas las oportunidades de arreglar las cosas, por falta de valor, por no remover lo pasado. Y aunque cada vez que se han encontrado han vuelto a abrazarse y a reír como siempre, al mirarse, aunque no lo dijeran, veían ese poso de amargura que mantenía las distancias. Entonces, apartaban la mirada y se ponían a hablar de cualquier tontería.

Sara la echa de menos. Aunque sigan siendo amigas, porque en el fondo sabe que ni el peor de los cataclismos podría romper el vínculo entre las dos, echa de menos las noches de confesión y borrachera…

Ver la entrada original 1.296 palabras más

El regreso

Recientemente, ‘Salto al reverso’ abrió una convocatoria para seleccionar poemas, microrrelatos, relatos e imágenes que publicará en una antología a principios de 2018. El tema de la obra debía ser el recuerdo e incluir el hashtag #SaltoAlRecuerdo. Yo participé con el poema ‘El regreso’, que comparto a continuación, inspirado (como buena parte de mi obra) en el maravilloso Valle de Pineta y las impresionantes montañas que lo rodean.

Felizmente, mi poema ha sido seleccionado, junto con el resto de obras, que os invito a conocer en el siguiente enlace:

https://saltoalreverso.com/2017/09/07/felicidades-a-los-seleccionados-en-saltoalrecuerdo/

Os dejo con ‘El regreso’.

Monte Perdido
Mi regreso, este verano, al Balcón de Pineta, para admirar el Monte Perdido. Foto: Benjamín Recacha

Tu silueta imponente,
tanto tiempo en mi memoria,
aparece de repente.
El esfuerzo sabe a gloria.

Tu presencia abrumadora
me abraza y me deja mudo.
Qué pequeño soy ahora,
y a la vez tan poderoso.

Entonces #SaltoAlRecuerdo:
Momentos inolvidables,
aventuras entrañables,
a ocho mil doscientos pies.

Monte Perdido admirado,
Ante ti quedo desnudo.
Balcón de Pineta amado,
qué paisaje tan hermoso.

¿Estoy aquí? ¿Eh? Me muerdo…
No es un sueño, estoy en casa
(la emoción no se me pasa),
una década después.

Me marcho lleno de vida.
Mochila, bastón y botas.
Me acompañan las marmotas.
Un año pasa enseguida.

Centrifugando recuerdos (XXXIV)

Ahora sí, Centrifugando recuerdos afronta el desenlace. Ha pasado un año desde la despedida en Granada y Luis está de regreso en el cámping del Pirineo donde empezó todo. Ya falta muy poco para el punto y final.

En este capítulo la banda sonora la pone Queen. Celebremos el 71º aniversario de Freddie Mercury escuchando ‘Father to son’, incluida en el segundo álbum de una de las bandas más grandes de la historia.

SALTO AL REVERSO

Centrifugando recuerdos

(Los capítulos anteriores los puedes leer aquí)

Al plantarse ante la puerta de la recepción del cámping Luis siente que las piernas le flaquean. Los recuerdos afloran de golpe y a él le entran las dudas. Ha pasado un año, pero de repente es como si todo lo acontecido en ese lapso de tiempo fuera intrascendente. «No sé si es buena idea», se dice al apoyar la mano derecha en la puerta y empujar. «Es una idea malísima», concluye, una vez dentro. Tiene la sensación de que todos lo miran, sabedores de su historia. «Es el que se coló por la camarera, y salió tras ella», juraría que cuchichean dos parejas sentadas junto a la ventana.

Luis avanza dubitativo, lanzando miradas huidizas, casi avergonzadas, a derecha e izquierda. Cuando llega a la barra coloca las manos encima y se pone a repiquetear con los dedos, como si así fueran…

Ver la entrada original 1.364 palabras más

Centrifugando recuerdos (XXXIII)

Durante las vacaciones he podido escribir un par de capítulos de Centrifugando recuerdos y acabar de definir el desenlace, que llegará en las próximas semanas. Ya estoy de vuelta, así que os dejo con Luis, Sara y Tere, que empiezan a cerrar etapas.

El ‘Losing my religion’ de R.E.M. le pone la banda sonora.

SALTO AL REVERSO

Centrifugando recuerdos

(Los capítulos anteriores los puedes leer aquí)

Luis conduce con las ventanillas bajadas del todo. La brisa nocturna atraviesa el vehículo, tropezando con el obstáculo humano, y él lo agradece, pues desde que abandonó el Pirineo es la primera vez que nota erizársele el vello de los brazos y la nuca. Ese es uno de los motivos por los que ha decidido emprender el viaje de noche; el otro es que no tenía sentido prolongar la situación. Ya sabe todo lo que tenía que saber y ha hecho todo lo que estaba en su mano para convencer a Sara de que se dieran una oportunidad.

«A lo mejor la gitana no sabe tanto como dice. A lo mejor lo que esperaba Sara de mí es que la dejara en paz de una vez… No sé, pero da igual. Lo que tenga que ser, será», se repite en bucle, tratando…

Ver la entrada original 1.239 palabras más

Próximo autor destacado…

Qué bonito regalo me conceden mis amigos de ‘Salto al reverso’ mientras disfruto de las vacaciones. ¡Mil gracias!

SALTO AL REVERSO

Felicitamos a Benjamín Recacha (benjaminrechacha.com) por haber sido elegido autor destacado del mes de Salto al reverso.

Los invitamos a seguirlo en las redes:

Nuestra autor fue elegido mediante una votación del consejo editorial (valor 50%) y una votación pública (valor 50%).

  • Votación unánime del consejo (valor 50%)
  • 6% en la votación pública (valor 3%).

TOTAL: 53%

De esta manera, superó a su más cercano competidor, Chistín Bonetto, quien obtuvo 34% en la votación pública (valor 17%) pero no la votación del consejo (0%). TOTAL: 17%.

Para elegir a Benjamín @brecacha, consideramos la calidad y constancia de sus obras, así como su compromiso con el proyecto. Actualmente, publica una novela por entregas exclusiva para Salto al reverso, Centrifugando recuerdos. Es la segunda vez que realiza este ejercicio. El primero fue La cooperante. A través de su blog, redes sociales y en los…

Ver la entrada original 62 palabras más

Centrifugando recuerdos (XXXII)

Justo antes del merecido descanso vacacional compàrto con una nueva entrega de Centrifugando recuerdos, que ahora sí que se acerca al desenlace. Espero acabarla durante las próximas semanas y a la vuelta publicaré los últimos capítulos. Será el momento entonces de ponerme a revisar la obra completa con la intención de que se convierta en mi sexto libro.

Os dejo con Sara, Tere, Luis, y Chris Cornell poniendo la banda sonora con ‘Worried moon’, del álbum ‘Higher truth’.

¡Felices vacaciones!

SALTO AL REVERSO

Centrifugando recuerdos

(Los capítulos anteriores los puedes leer aquí)

Una brisa más fresca que en días anteriores entra por la ventana de la habitación de Tere. Sara, apoyada en el marco de la puerta, agradece la corriente que durante un segundo consigue hacerle olvidar que tiene el cuello pringoso por el sudor. La culpa es del calor, del maldito verano sofocante que está achicharrando la ciudad a fuego lento, pero también de la tortura a la que está sometiendo a su pobre cerebro, más que recalentado por tantas preocupaciones.

Tere duerme, o al menos eso es lo que cree Sara al contemplarla de espaldas, casi en posición fetal sobre la cama. Está tranquila, según revela su respiración acompasada.

«Cómo no me di cuenta antes. Nunca imaginé que pudieras llegar a colarte por mí, pero mientras yo estaba absorta en mis neuras, tú te reconcomías por dentro». La tarde está ya muy…

Ver la entrada original 2.154 palabras más

Centrifugando recuerdos (XXXI)

Esta vez la espera se ha hecho más corta. Escribir, como cualquier otra actividad que depende de la voluntad de quien la realiza, es, sobre todo, una cuestión de disciplina. Cuando uno experimenta cambios importantes en su rutina diaria, lleva tiempo adaptarse a los nuevos horarios, y, al menos en mi caso, la constancia, tan necesaria para crear de forma consistente, se resintió. Afortunadamente, poco a poco he conseguido adaptarme a la nueva situación y apartar un ratito cada día para escribir. El resultado se empieza a notar, por ejemplo, en que las últimas entregas de Centrifugando recuerdos en ‘Salto al reverso’ se van espaciando menos, y son más largas. A ver si logro el objetivo de poner el punto y final antes de que acabe el verano (invierno en el hemisferio sur).

Os dejo con el capítulo 31 y la siempre sugerente voz de Sharleen Spiteri y los chicos de Texas. ‘Say what you want’, del álbum ‘White on blonde’. Es una buena canción para creer en ella, ¿verdad, Chica de los jueves? 😉

SALTO AL REVERSO

Centrifugando recuerdos

(Los capítulos anteriores los puedes leer aquí)

Luis deambula por las callejuelas del Albayzín. Las palabras de Aiman lo han tranquilizado un poco, pero el exceso de alcohol, el cansancio, el calor y el recuerdo le pesan demasiado.

—¿Qué narices hago aquí? —musita, a la sombra de un árbol algo esmirriado.

Una bola naranja llama su atención; se fija mejor y se da cuenta de que, efectivamente, es una naranja. Echa un vistazo a lado y lado. No hay nadie, así que obedece al impulso de alargar el brazo y hacerse con ella. Presiona con los dedos para abrirla por la mitad, y un chorro ácido le salpica en los ojos.

—¡Mierda!

Instintivamente aprieta los párpados, y se los friega con el dorso de la mano para aliviar el escozor. A continuación, se lleva la fruta a la boca, y al morderla   lo invade una ola de acidez y…

Ver la entrada original 1.930 palabras más