‘Hijos de Atenea’, el poder del conocimiento y del amor

hijos_de_atena_portada

Mercedes Pinto Maldonado es una de las escritoras independientes de referencia para quienes nos embarcamos en la aventura literaria. Conocer su historia ha sido uno de los motivos que me han llevado a estar convencido de que hacer camino escribiendo no tiene por qué ir ligado a que te fiche una editorial. Al contrario, cada vez son más los autores reconocidos por quienes dan sentido al oficio, es decir, los lectores, que deciden rechazar propuestas editoriales o romper su relación con ellas. La razón es muy simple: venden más y, por tanto, ganan más dinero, yendo por su cuenta.

Este es el caso de Mercedes. El post en el que explica su decepcionante experiencia con dos de las editoriales más importantes del país, escrito en abril del año pasado, todavía recorre la red. A través de uno de esos enlaces llegué hasta él, y así fue como conocí la existencia de esta escritora valiente. Posteriormente, he ido siguiendo su blog (que si os interesa el mundo de la escritura deberíais tener entre los fijos), donde comparte conocimientos, experiencias y reflexiones realmente interesantes, comprometidas y útiles. Seguir leyendo “‘Hijos de Atenea’, el poder del conocimiento y del amor”

¿Qué puede más: el egoísmo o la empatía?

Miedoceno Forges

¿Es el ser humano bueno por naturaleza? ¿Es más poderosa la empatía o el egoísmo? ¿El ansia de poder o la voluntad de compartir? Viendo cómo está el mundo y haciendo un rápido repaso a la historia de la humanidad parece que las respuestas son evidentes.

El viernes pasamos el día con unos amigos y, tras la comida, surgió un interesante debate en torno a la naturaleza humana. El miembro masculino de la otra pareja defendía que las personas somos egoístas desde que nacemos; que el instinto de supervivencia es más poderoso que cualquier otro y que si tenemos la oportunidad haremos lo que esté en nuestra mano para satisfacer nuestras necesidades independientemente de cuál sea la situación de nuestros semejantes. Además, teniendo en cuenta el entorno social en el que crecemos, esas necesidades van aumentando, de forma que no nos conformamos con ver cubiertas las básicas, sino que siempre queremos más. Seguir leyendo “¿Qué puede más: el egoísmo o la empatía?”