Vivimos un momento fantástico para la economía española

Vivimos un momento fantástico para la economía española. Llega dinero de todas partes. No estoy siendo sarcástico ni cínico. No me lo estoy inventando. No pretendo insultar a la inteligencia humana ni burlarme de los millones de personas que en España viven en la más absoluta miseria. Son palabras reales. Declaraciones del miércoles del presidente del Banco Santander, Emilio Botín, desde la capital del mundo, la víspera del Día Internacional para la erradicación de la pobreza.

Botín y los de su calaña viven en un mundo paralelo, un mundo donde sacan provecho de la miseria humana para enriquecerse sin atisbo de remordimiento. Su banco tiene previsto ganar 3.000 millones de euros en España en 2016. Él no sabe lo que es la pobreza. Pertenece a ese selecto grupo de 402.000 españoles millonarios, que ha aumentado en 47.000 individuos durante el último año, en plena crisis, en pleno escenario de “ajustes”. El dato contrasta de forma grotesca con otros dos: el 27% de la población, 12 millones de personas, vive en situación de pobreza y exclusión, y son ya 3 millones las que tienen que sobrevivir con 300 euros al mes. Es decir, el porcentaje de millonarios crece al mismo ritmo que lo hacen quienes tienen que vivir de la caridad. Ese es el modelo de país al que nos están conduciendo sin que la mayor parte de la ciudadanía apenas se inmute. Sí, mucha pena, mucha solidaridad de boquilla, pero poca acción.

Las palabras de Iñaki Gabilondo son crueles. A más de uno incluso le ofenderán. Y aunque a su reflexión le podamos poner el velo del sarcasmo, hagamos el ejercicio de colocarnos en su lugar. Hagamos nuestras esas palabras y pensemos sinceramente si no están cargadas de razón. No es ése el pensamiento únicamente de los Emilios Botines de España. Millones de insignificantes seres en los que los Emilios Botines de España se mean a diario hacen suyo, en mayor o menor grado de consciencia o inconsciencia, el discurso de Iñaki.

Ayer  miles de personas volvieron a salir a la calle para reclamar justicia social, para protestar “contra la riqueza que empobrece”. Frente al inmovilismo de muchos, más de un millar de organizaciones no gubernamentales se han unido en torno a la Alianza Española contra la Pobreza y, entre otras cosas, han redactado un decálogo para una lucha eficaz contra las causas de la pobreza, dirigido al presidente del gobierno, Mariano Rajoy, que creo que no hace falta que diga lo que va a hacer con él… El PP, con el gran percebe a la cabeza, tiene muy clara la hoja de ruta de su acción de gobierno. Los datos de aumento de millonarios y de pobres no son una simple casualidad.

Botín está feliz, y eso a pesar de que más de medio millón de parados (sic) defraudan a su país. Serán traidores… Da igual que la información, tendenciosa a más no poder, ofrecida por la (súper)vicepresidenta del gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, fuera falsa. Concretamente, en más de medio millón de esos seres despreciables, vagos y defraudadores que son los desempleados. La vicepresidenta miente a conciencia para criminalizar a un colectivo, para culpabilizarlo de los problemas del país, para crear una corriente de opinión interesada, y cuando se demuestra con datos que, efectivamente, miente, en vez de disculparse y rectificar arremete contra el gobierno anterior. “Y tú más”.

Hay personas dispuestas a decir basta, hartas del desprecio al que los más desfavorecidos están siendo sometidos sistemáticamente por un gobierno reaccionario. Varias personas han iniciado una huelga de hambre que aseguran que no abandonarán hasta que el ejecutivo de Rajoy dimita. La iniciativa, más allá de lo llamativa que pueda parecer es una llamada a la acción. Ya veremos cómo acaba la cosa, pero me temo que, si su determinación es seria, y si no provoca un apoyo masivo, acabarán siendo hospitalizados por la fuerza. Si no hubiera atención mediática no tengo dudas de que Rajoy y sus secuaces los dejarían morir sin inmutarse.

En esta España poco menos que paradisíaca que presenta el Sr. Botín en New York suerte que los no millonarios contamos con el apoyo de los movimientos que surgen de la sociedad civil. Suerte, por ejemplo, que existe una Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) que trabaja por que se cumpla uno de esos derechos fundamentales que contempla la Constitución, y que, sin embargo, para los gobernantes parece que ya no existen. Gracias a la labor incansable de la PAH cientos de familias no han sido desalojadas de sus hogares. El último caso sonado tuvo lugar esta semana, el mismo día en el que Botín se jactaba de las bonanzas de la economía española. Fue en Salt, una localidad cercana a Girona, donde 16 familias podrán seguir viviendo en un bloque propiedad del ‘banco malo’, que financiamos todos los españoles a fondo perdido. El Tribunal Europeo de Derechos Humanos paralizó el desahucio programado para la mañana del miércoles y reclama al gobierno que acredite las medidas que tomará para garantizar el derecho a la vivienda de las familias tras ser desalojadas.

“Menudos sensibleros estos jueces europeos”, lamentarían Rajoy y compañía al enterarse de la noticia, al tiempo que renegarían una vez de esos “nazis” de la PAH.

Movilizaciones para reclamar medidas contra la pobreza extrema y el derecho a la vivienda. Sí, sin duda España vive un momento excelente.

Anuncios

18 thoughts on “Vivimos un momento fantástico para la economía española

  1. Vi a Botín hablando de su botín: va bien calzado el buen señor. Ofendía el sarcasmo que nos escupía ¿Podía ser otra cosa?

    Y el discurso de Iñaki es una patada directa a la conciencia. A quien le ofenda…

    Me gusta

  2. Muy acertado tu comentario. En primer lugar quiero dejar claro que hace ya muchos años que he dejado de creer: de creer el algunos periodistas, en casi todos los políticos y en todos sus secuaces. He vivido la política muy de cerca, o sea, e intervenido directamente en ella, y me retiré cuando conocí muy bien los entresijos de los partidos. Por eso hay una cuestión que me reconcome un poco, y es que veces perdemos la memoria. El señor Gabilondo, nadie medianamente informado, podrá negar que ha sido y es un paniaguado del PSOE, y no porque su hermano fuera ministro. Quiero decir con esto que un periodista que, en unos momentos difíciles, pero con otro partido en el Gobierno, hablaba con la boquita pequeña, no me merece el menor respeto.
    Por otra parte, como te digo al principio, tu artículo está lleno de verdades, eso no tiene contestación. Pero cuando miro hacia atrás, y recuerdo lo que he vivido en mi pequeña empresa, siento coraje. No debemos olvidarnos, que cuando medio mundo declaraba abiertamente que vivíamos una crisis, cuando todos lo españoles, ya la sentíamos en nuestras carnes, el Sr. Zapatero, estuvo dos años negándolo: tiempo perdido miserablemente.
    Como te he confesado, estoy desengañado no de la política, pero sí de los políticos, por eso, hoy por hoy en España, me da lo mismo “Juana que la Hermana”.
    Siempre digo lo mismo: hagamos memoria.
    Uff, perdona, Benjamín, pero es que estoy un poco “caliente” con los dos grandes Partidos y el ya cansino “y tú, más”.
    Un abrazo fuerte, me enriquecen tus artículos y me agrada que haya alguien que toque temas tan espinosos.
    Feliz viernes.
    Un abrazo fuerte.

    Me gusta

    1. ZP nos mató y Rajoy nos está rematando con encarnizamiento. Tienes razón con que en este país solemos tener una memoria muy frágil y selectiva. Me temo que la prueba la tendremos en las próximas elecciones… En cuanto a Iñaki, yo también lo tenía por muy pro PSOE, pero en estos últimos tiempos le dispara a todo y a todos. Suelo escucharlo cada mañana en la SER y no se corta un pelo con nadie. Quiero creer que la gente cambia y que es capaz de rectificar. En mi opinión, Gabilondo forma parte de un grupo de periodistas veteranos que han llegado a un punto en su carrera en que no temen tomar partido claramente, en que ya no se casan con nadie y han decidido denunciar la situación tan penosa que estamos viviendo. Siempre pongo el ejemplo de Rosa María Artal y Ramón Lobo, pero también, cada vez más, Àngels Barceló e incluso Julia Otero (sí, ya, aunque luego hagan anuncios de Banco Sabadell…). Como periodista que soy, me alegra que las “vacas sagradas” dejen de un lado la corrección política y tomen partido por defender la justicia social.
      Podríamos entrar en el debate sobre la objetividad, pero desde mi punto de vista, un periodista, que por supuesto debe ser objetivo, sin embargo tiene la obligación ética de denunciar la injusticia. Lamentablemente, el periodismo lleva demasiado tiempo casado con el poder.
      Encantado de recibir tus comentarios. Un abrazo!

      Me gusta

      1. No, gracias a tí. Sabes que te tengo en gran estimación.
        De todas formas, hay cambios de posturas muy interesados y tú lo sabes mejor que yo. Lamentablemente algunos medios de comunicación cambia su línea editorial, no teniendo en consideración actitudes de Partidos, sino las “directrices” que esos propios partidos le dictan respecto a políticos propios, que comienzan a estar amortizados.
        Quiero que me entindas bien, Benjamín, pero creo que en las manos de periodistas jóvenes como tú, está el cambiar esta dinámica. A mi me gusta lo que he ido pudiendo entresacar de tú actitud en la profesión, pero, reconozco, que también hay que trabajar. Es fácil hablar desde fuera, pero, coincidirás conmigo, en que hemos pasado una época que ha degradado, a mi entender, el periodismo.
        Considera esto como una charla, de amigo a amigo, sentados en la barra del bar, tomándonos un café.
        Vuelvo a repetir que te deseo toda la suerte del mundo en este difícil mundo del periodismo.
        Un abrazo!
        PD.- Mira, me he entretenido un rato diciendo “chorradas”, pero me ha ayudado a ir pasando mi pesada noche.

        Me gusta

        1. Para nada son chorradas. El periodismo ha vivido una época muy gris, y hoy en día existen varios ejemplos que producen vergüenza ajena. La prensa, más que información vende afiliación a unos intereses. Por ejemplo, lo de ‘La Razón’ con el gobierno es para vomitar. Ni el gabinete de comunicación de Rajoy es tan faldero como el panfleto de Marhuenda.
          Entiendo tus recelos respecto a los periodistas como Gabilondo. Pero es curioso como cuanto más modula su crítica el grupo PRISA hacia el gobierno (hay un claro interés económico por medio) más crítico es Gabilondo y otros periodistas de la casa.
          Efectivamente, la esperanza se encuentra en las nuevas aventuras mediáticas (La Marea, eldiario.es, el Plural, Infolibre…) que aprovechan todo el potencial de las redes sociales, y en oasis en medio del desierto como Jordi Évole y un veterano como Wyoming.
          Muchas gracias, Jesús. Los buenos deseos son mutuos. Un abrazo!

          Me gusta

  3. Hola Benjamín,

    Me enfada y me duele leer esto cuando tengo la oportunidad de conectarme otra vez a los medios de comunicación de España. Estoy estudiando Ingnieria de Minas y actualmente vivo en Brasil, buscando las oportunidades que se que por desgracia no me van a llegar allí.
    Según pasa el tiempo y tomo distancia, no hago más que convencerme que el problema no son solo “tres” individuos sinverguenzas, es el sistema político y económico que está construido por nosotros mismo cada día que pasa. Si no es Botín, luego llegará Botón, si no son las miserables chapuzas del PP, serán las canallas mentiras del PSOE. Y desgraciadamente, a ellos, que viven amparados por ese sistema ( y ojo, por una gran mayoría de ciudadanos, que en su derecho de elegir, ha decidido qu están de acuerdo con él), les da igual. Porque ellos quieren poder, ni más ni menos.
    Porque la política no es aquella herramienta para gobernar buscando un bien común, es un trampolín para alcanzar aquellas cotas de poder y dinero a través de este sistema corrupto. Y es el mejor trampolín para que una pandilla de mediocres vestidos con diferentes colores, tengan luz verde para hacer y deshacer dentro de un sistema. Pero por desgracia ese sistema es en el que vivimos todos, no es un juego de niños.
    Espero que algún día nos decidamos todos ( o una gran mayoría ) a dar un paso adelante todos al mismo tiempo para cambiar las cosas.
    Un saludo, un placer leerte.

    Me gusta

    1. Gracias por tu comentario, Chema, que comparto al 100%. Esa es la pura verdad: el sistema en el que vivimos está diseñado a medida para que unos cuantos vivan a cuerpo de rey a costa de la población. ¿Qué justificación moral tiene sino que en el último año de crisis y de recortes brutales en España hayan aumentado en 47.000 los millonarios? Aquí los sacrificios los hacemos los de siempre. Hablando claro, somos idiotas.
      En fin, espero que te vaya muy bien por Brasil. Te voy leyendo de vez en cuando. Tengo un amigo, antiguo compañero de facultad, que vive en Salvador de Bahía. Se casó con una brasileña y recientemente fue papá. Trabaja dando clases de español.
      Encantado de recibirte en ‘la recacha’. Un abrazo!

      Me gusta

  4. Lamento no poder decir que sea un placer leerte, (claro que me refiero al contenido, que es desolador). En este país hacen falta periodistas como tú, con un discurso mesurado, a pesar de lo vomitiva que pueda ser la situación. Personalmente, soy partidario de parar el país indefinidamente, creo que tenemos un problema muchas de las personas que pensamos que hay que hacer algo. El problema se llama conciencia, que es lo que no tienen estos personajillos siniestros que toman decisiones que dejan en la miseria a millones de personas con una simple decisión. Soy partidario de parar el país pero la conciencia nos impide exigir a una persona que hace dos días que ha encontrado un trabajo precario, “obligarle”, a secundar la paralización. Como has dicho en tu articulo, el poder se ha encargado de crear una situación idónea para que sea muy difícil paralizar el país. De todsa maneras no creo que sea imposible. Acabo con un apunte humorístico: Pide disculpas a los percebes, ya. Un abrazo.

    Me gusta

    1. Tienes razón, pobres percebes. Aunque debo decir en mi descargo que el símil es propiedad intelectual de la periodista Rosa María Artal.
      Yo también creo que la única salida pasa por la huelga general indefinida, pero soy realista, y es una opción muy remota. No tendría éxito porque continuamos empeñados en defender nuestro trocito de miseria. De momento, seguiré escribiendo. Gracias por los cumplidos. Un abrazo!

      Me gusta

  5. Acertado apunte, como siempre. Totalmente de acuerdo con lo que expresas en el post. Solo puntualizar que lo de Botín me hace recordar que aquello de las dos españas, no era una licencia poética de D. Antonio. Por cierto la España que vive Botín, como dice Albert Pla, me da asco; me produce nauseas.
    En cuanto a a Iñaki Gabilando y el comentario que hace Chojesús, puntualizar que más que hermano de un ministro, el político y profesor es hermano de Iñaki. Cuando nadie conocía al ministro, Iñaki ya era un referente del periodismo. Y sobre su afinidad política con el PSOE decir que ha dado muestras de sintonizar con la socialdemocracia, es cierto, pero cuando tuvo que enfrentarse a políticos como Felipe González no tuvo reparos alguno en hacerlo. Solo habría que recordar la famosa entrevista en la Televisión pública, cuando el caso GAL abría todos los noticiarios y torpedeaba nuestras conciencias, Iñaki comenzó la entrevista con la pregunta: “¿Es usted el señor X?”, ante la perplejidad del presidente y el asombro de cuantos habían escrito y vociferado que la entrevista sería un pasteleo. Alguien se puede imaginar hoy una pregunta similar en referencia a la financiación ilegal del PP en la actual televisión pública. Por cierto, en la privada tampoco.

    Me gusta

    1. Interesante debate el que se ha abierto en torno a Iñaki Gabilondo. Insisto en que, independientemente de su quehacer en el pasado, ahora es claramente un periodista comprometido, sin temor a decir lo que piensa y a ponerse al lado de quienes padecen esta locura que eufemísticamente llaman “austeridad”, que, de hecho, somos la mayoría. Saludos!

      Me gusta

  6. No había visto el vídeo de Gabilondo; vaya nudo en la garganta al oírlo. La verdad duele, sí, y es quiza el tratamiento de shock necesario para empezar a hacer cosas. La PAH siempre me ha parecido un ejemplo a seguir. Saludos.

    Me gusta

  7. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s