Talento

Detalles de Pinto, marzo de 2015. Fotógrafo: Daniel Ramos.
‘Detalles de Pinto’, de Daniel Ramos, una de las magníficas imágenes que encontraréis en ‘El fotonauta’.

Tengo varios posts por escribir, pero anoche descubrí un blog que me ha hecho cambiar de planes, para reflexionar sobre el talento.

Existe una corriente bastante extendida según la cual las mejores obras literarias surgen desde el dolor. Quienes han bebido de las aguas de la rabia, la injusticia, la incomprensión o el desengaño son capaces de impregnar sus textos de más fuerza, de una carga dramática que “ataca” al lector de manera implacable. Y es cierto: el dolor es una gran fuente de inspiración. Claro que tan importante como la inspiración es tener la capacidad de transmitir, de conectar con el lector. Hay que saber escribir bien. Estar dotado de talento, vaya.

“El color aparece donde menos te lo esperas. En primavera mucho más, claro, pero el color de la primavera es demasiado literal y lo vemos venir, sabemos que se repite cada año y no nos pilla por sorpresa. Yo me refiero a ese color que no es literal, ese color que aparece de repente en forma de sonrisa o de mirada, esa pincelada maravillosa e inesperada que a veces nos regala la vida”. Seguir leyendo “Talento”

Reflexiones blogueras de un personaje literario

Escribiendo
Un parque a mediodía es un lugar ideal para escribir.

Hace unos cuantos posts escribí sobre la salida del bloqueo creativo en el que andaba inmerso. Afortunadamente, ahora me encuentro en la fase opuesta. Los personajes han cobrado vida en mi mente y avanzan a su ritmo mostrándome tramas diversas para que escoja. Escribo en el ordenador, pero también a boli en una libreta preciosa, que ya es la libreta de mi segunda novela (aún sin título), que me regaló mi amada esposa, y que llevo conmigo allá donde me siento inspirado, sobre todo lugares donde pueda ver árboles y el cielo y donde la banda sonora la pongan el canto de los pájaros. Seguir leyendo “Reflexiones blogueras de un personaje literario”

Me voy a creer que soy bueno…

logoliebsterLo mejor de escribir un blog es el feedback que recibes, sin duda. Cuando decidí dar el paso, hace un par de meses, suponía que tendría algunos seguidores, básicamente familiares y amigos, pero no imaginaba que en tan poco tiempo conseguiría llamar la atención e incluso fidelizar a gente que jamás había oído ni leído nada sobre mí. Seguir leyendo “Me voy a creer que soy bueno…”