El éxito

Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido - Cascada del Cinca
El éxito es tener el privilegio de disfrutar de ese paisaje.   Foto: Benjamín Recacha

“El éxito es disfrutar con lo que uno hace”. Lo escribí hace unos meses y me reafirmo en ello. Creo de verdad que el éxito tiene sobre todo que ver con ser consecuente, con sentirse satisfecho con nuestro modo de actuar, con mirarnos al espejo y sostenernos la mirada sin sentir la tentación de apartarla.

Creo que todos seríamos un poco más felices si dejáramos de compararnos con ése o aquélla, si dejáramos de considerar el súmmum de la felicidad llegar a ser millonarios o parecernos al futbolista, el cantante, la actriz o el esperpento televisivo de moda.

El éxito es llegar a valorarnos por lo que somos, sin celos, sin envidias, sin rencores por lo que otros son. Seguir leyendo “El éxito”

El día que salí en el suplemento del 35 aniversario de ‘El Periódico’

Suplemento 35 aniversario 'El Periódico'

Abrir este blog es una de las decisiones más acertadas que he tomado este año. Podría repetir una vez más las muchas satisfacciones personales que me está reportando, fundamentalmente por haberme permitido conocer a tanta gente estupenda (vaya, ya lo he repetido), y porque se me ha revelado como una excelente herramienta de promoción. Eso que los expertos en medios sociales llaman marca personal o, para que suene más profesional, personal branding. Seguir leyendo “El día que salí en el suplemento del 35 aniversario de ‘El Periódico’”

Enhorabuena a los premiados

Liebster y One Lovely Awards

Hace un par de semanas que la bloguera Nat, de ‘Urbe 18’, me concedió otro Liebster Award (el tercero, si no me he descontado). Pensé aprovechar que estaba a punto de llegar a los 100 seguidores (ahora ya sois 113) para escribir un post de celebración de ambas felices novedades, pero he ido postergándolo hasta que hace un par de días Marta Morales, de ‘Curiosidades de Social Media’, me otorgó un nuevo premio: el One Lovely Blog Award. Además, ‘la recacha’ está a puntito de llegar a los 1.000 comentarios (vale, casi la mitad son míos, pero suman igual, ¿no?) y ya ha superado las 12.000 visitas, así que tengo motivos para dedicarme un post de autobombo y de “autodoramiento” de píldora. De vez en cuando no viene mal. Seguir leyendo “Enhorabuena a los premiados”

No hay dos sin tres… ¡Otro premio!

logoliebsterDicen los sabios creadores del refranero español que no hay dos sin tres… Bueno, sabios hasta cierto punto, porque si no por mucho madrugar amanece más temprano, lo que es una clara incitación al remoloneo mañanero, ¿cómo es posible afirmar a la vez, y sin rubor, que a quien madruga Dios le ayuda? En fin, que es una de esas dudas existenciales que me lleva persiguiendo durante toda mi vida adulta y quería dejar constancia de ello aquí, que para eso es mi blog… Seguir leyendo “No hay dos sin tres… ¡Otro premio!”

Me voy a creer que soy bueno…

logoliebsterLo mejor de escribir un blog es el feedback que recibes, sin duda. Cuando decidí dar el paso, hace un par de meses, suponía que tendría algunos seguidores, básicamente familiares y amigos, pero no imaginaba que en tan poco tiempo conseguiría llamar la atención e incluso fidelizar a gente que jamás había oído ni leído nada sobre mí. Seguir leyendo “Me voy a creer que soy bueno…”

Buscando el reconocimiento

best-blogA los seres humanos nos encanta ser reconocidos, que nos digan lo bien que hacemos algo, lo guapos o (cuando andamos justitos de belleza estética) lo buenas personas que somos. “Qué guapa es Fulanita, está estupenda, y además es muy simpática”. “¿Y qué me dices de Menganita?” “Sí, es maja… Y es muy buena persona”. Porque todos estaremos de acuerdo en que la belleza que importa está en el interior, ¿verdad? “Sí, sí, claro que sí” ¡Ja! Y una leche. A ver, ¿cuántos/as le habéis tirado los tejos al “cardo” de la fiesta? … … Pues quizás deberíais fijaros menos en los Adonis y las Afroditas y prestar más atención a las “buenas personas”. Nos ahorraríamos muchos disgustos, unas cuantas toneladas de antidepresivos, es decir, de chocolate, chuches y bollería industrial, y bastantes sobredosis de Kenny G y Michael Bolton. Seguir leyendo “Buscando el reconocimiento”