El asqueroso empeño en que tomemos la pildorita azul

Viñeta Forges abdicación

No estoy sorprendido. Asqueado sí, pero lo estoy desde hace unos cuantos años, así que no es novedad. Sorprendido quedaría un recién aterrizado que procediera de una democracia moderna y —lo más importante— democrática, pues no basta con proclamarlo a los cuatro vientos una media de tres mil veces al día: hay que demostrarlo con hechos. En realidad, el visitante más que sorprenderse se escandalizaría por lo que sucede en España. Nosotros, los sufridores, ya estamos curados de espanto, pero ello no atenúa la gravedad de los hechos.

El circo que se ha montado en torno a la abdicación del rey no por previsible deja de ser menos demencial. Sabéis que su mensaje justificativo, emitido por televisión y radio, fue grabado durante la mañana del lunes. Su emisión fue anunciada para las 12 del mediodía, hora y media después de que el presidente de los percebes (Mariano Rajoy) adelantara la noticia en una declaración institucional ante los medios de comunicación. Sabéis también que las palabras de Don Juan Carlos de Borbón no se difundieron hasta más de una hora después de lo previsto.

Quizás hayáis visto o escuchado la grabación. No es muy larga, dura seis minutos. Seis minutos de locución de un tío que lleva 39 años leyendo discursos ante las cámaras. Lo que voy a explicar ahora es una tontería, pero cuando lo escuché en la mañana de ayer llegué a la conclusión definitiva de que quieren que nos traguemos la píldora azul de ‘Matrix’ a toda costa. En el programa matinal de la Cadena SER, ‘Hoy por hoy’, que dirige Pepa Bueno, una buena periodista, se dispusieron a hacer el enésimo repaso a la secuencia cronológica de los acontecimientos del lunes. Hablaron de las dificultades técnicas para grabar el mensaje del rey, justificando que se retrasara tantísimo por la complejidad y trascendencia del anuncio, cosa que impidió que el monarca pudiera leerlo en una sola toma. Ya se sabe que incluso los periodistas más experimentados se equivocan. “Claro, claro” convenían Pepa y su colaboradora, en una actitud paternalista que a punto estuvo de causarme náuseas. Lo que sí provocó fue que cambiara de emisora. Un acierto teniendo en cuenta que en RAC1 Jordi Basté entrevistaba a Maruja Torres, ex compañera de Pepa Bueno en el Grupo PRISA, hasta que le dieron la patada, como a otros excelentes periodistas, de ese antiguamente buen periódico llamado ‘El País’, por rebelde.

Sabía que la enjabonada a su majestad iba a ser insoportable, igual que la operación de marketing respecto a la incuestionable idoneidad de su hijo Felipe para sucederlo, pero lo de la “complejidad del mensaje” me superó. De hecho, consiguieron que ahora piense que uno de los principales motivos para la abdicación, aparte de escándalos y del peligro para la casta que suponen las nuevas fuerzas políticas progresistas emergentes, es que Don Juan Carlos está bastante más enfermo de lo que cualquiera con ojos en la cara puede deducir. Decir esto públicamente debe ser pecado (espero que no motivo de procesamiento), pero no parece que conserve las facultades mentales a pleno rendimiento.

En el mundo de la pildorita azul todos los españoles lloran desconsoladamente la marcha de su ejemplar rey, el que ha sido sostén para la democracia y la convivencia, y saludan con fervor a su heredero, Felipe VI, un hombre intachable, inmejorable sucesor de todo un símbolo. Con Felipe en el trono los españoles recuperaremos la alegría y la ilusión por una nueva etapa, en la que nuestro amado país volverá a ser la envidia del mundo entero.

En el mundo de la pildorita azul el principal partido de la oposición, “de profundas raíces republicanas”, según recuerda su dimitido en diferido secretario general, renueva, sin embargo, ad eternum su compromiso con la monarquía, porque ya se sabe que en España la Casa Real es la más democrática de las instituciones. Pero es que no es cosa sólo del señor Pérez Rubalcaba, hombre de Estado elogiado por tal condición por su “archienemigo” presidente del gobierno, sino que son innumerables los dirigentes del PSOE que han saltado a la palestra a defender la coherencia de tal razonamiento. Felipe González ha llegado a afirmar que pedir un referéndum para decidir entre monarquía o república no es democrático. Vale, viniendo de quien viene tal gilipollez no es noticia, pero tenía que decirlo. Ni socialista, ni obrero, ni republicano. A este paso el PSOE se va a quedar en Partido Español a secas.

En el mundo de la pildorita roja, en cambio, a las bases socialistas tanto compromiso constitucional y responsabilidad institucional les revuelve el estómago. Un par de diputados por ahora han pedido libertad de voto en la sesión para ratificar la ley orgánica exprés redactada por el gobierno para dar cobertura legal a la sucesión, mientras que una famosa militante, Beatriz Talegón, quien fuera secretaria general de las juventudes socialistas europeas, se despachaba a gusto ayer con un artículo en el diario digital ‘el plural’ en el que ponía de vuelta y media al aparato de su partido por traicionar los ideales socialistas. A esta joven política le dediqué hace algo más de un año un post bastante crítico por haber relacionado al movimiento 15-M con el PP. Si tenéis tiempo os invito a leerlo porque su contenido continúa muy vigente.

Dichosa pildorita roja… Con lo bien que viviríamos todos consumiendo la azul en cantidades industriales para tragarnos sin problemas de conciencia la función intelectualmente indecente que protagonizan a diario los miembros de la oligarquía que controla el país.

Pero no. Parece que la gente está empezando a querer saber qué ocurre realmente. Está empezando a querer ver la verdadera cara de la sociedad en que vivimos, y cada vez son más los que no se conforman con mantenerse dóciles y resignados. El resultado de las elecciones europeas fue el primer aviso importante, pues hasta entonces la contestación sobre todo se movía en la calle, pero ahora ya ha entrado en las instituciones de poder, en el meollo del sistema. Con la abdicación del rey estamos viviendo un segundo episodio significativo, porque aunque intentan por todos los medios excluir el debate del foco mediático, recurriendo a acusaciones tan desesperadas como calificar de antidemocrática la pretensión de opinar sobre la continuidad de una institución medieval, la movilización está ahí. Es verdad que la ciudadanía no ha salido en masa a la calle a pedir la Tercera República, pero sí que se está formando un movimiento importante que, ante la (una vez más) torpe estrategia de PPSOE, irá en aumento. A ver qué afluencia consiguen las manifestaciones convocadas para este sábado.

Plaça Catalunya - República
Concentración el lunes en la Pl. Catalunya de Barcelona en favor de la República.   Foto: Benjamín Recacha

En cualquier caso, 39 años después el melón de la forma de Estado se ha abierto y dudo que el nuevo rey vaya a lograr volver a cerrarlo, porque a pesar de las buenísimas (¿?) noticias de índole económica que nos traslada a diario el gobierno, la pildorita roja comienza a estar de moda y cada vez son más los resignados que están recuperando la esperanza por ser partícipes de un cambio real que se materialice en las citas electorales que nos esperan el año que viene.

Y mientras eso sucede la respuesta del sistema es blindarse, encerrarse en sí mismo, mantener la apuesta por un discurso y unas formas que la gran mayoría de la población repudia, aunque hasta ahora se haya conformado con expresarlo en voz baja.

Menos mal que algo se mueve, algo sólido, porque el estoicismo (o pasotismo) de la gente empezaba a ser muy desesperante.

¿Roja o azul?

Anuncios

17 thoughts on “El asqueroso empeño en que tomemos la pildorita azul

  1. Lo más inquietante del discurso senil fue la palabra “estabilidad” con sonido a cuartel, olor a pólvora y reflejos de azur. Esta madrugada colgué el texto de un historiador, basado en “Los mitos del 18 de julio”, que pone en su sitio la famosa inestabilidad que se le atribuye a la segunda República. Vale la pena leerlo. http://wp.me/p2v1L3-wB

    Salud

    Me gusta

    1. Leído. Buena explicación. A todos esos que menosprecian la II República habría que explicarles que desde el minuto 1 de su proclamación estuvo en el punto de mira de los sectores reaccionarios y las élites económicas, con el inestimable apoyo de las fuerzas armadas y la Iglesia. Claro que hubo tensiones internas entre los partidos de izquierda, pero en medio de aquel ambiente demasiado consiguieron hacer. Mi duda (y temor) ahora es cómo reaccionaría el ejército ante una Tercera República. Saludos.

      Me gusta

  2. Eres el puto amo, sí señor.
    Yo debo decir que lo del PSOE me lo esperaba, de hecho me ha sorprendido que surga alguna voz crítica con la postura oficial del partido, cuando hasta Rajoy alaba a los socialistas es evidente que algo falla.

    Es que no es la vieja guardia, se supone que los Patxi López, Susana Díaz y demás son los que van a regenerar el partido y no se apartan un milímetro del discurso oficial de “somos republicanos pero nos lo pasamos por el ano para apoyar al campechano y a su hijo más enano”.

    Me gusta

    1. Muchas gracias por tan elogiosas palabras. Viniendo de un líder de opinión es como para que lo incluya en mi currículum. El PSOE es un circo que no hay por dónde cogerlo. Al PP se le presuponen toda clase de chanchullos y actitudes autoritarias. Lo llevan en los genes. Pero del PSOE… Es que los militantes tienen que estar neuróticos perdidos. Le deben tener mucho cariño al carnet, porque otra explicación no le veo. Pero vamos, que no me importa mucho, la verdad.
      El pareado te ha quedado muy apañao.
      Un abrazo!

      Me gusta

  3. Me gusta mucho la cita de nuestro querido Dess, el maestro ejeje
    En cuanto al PP PSOE como dicen los jóvenes y menos jóvenes la misma mierda es con perdón.
    referéndum ya si hubiese verguenza o democracia.
    Feliz día Benjamín

    Me gusta

  4. Gran Dess. No me extraña nada de esta gentuza, que en su día calificaron de terrorista a Mandela y luego acudieron a hacerse la foto con el cadáver, líder del cambio. Me uniré a las boutades de estos días. En ese programa que conduce el gran Wyoming, se preguntaba cómo debía de aparecer Felipe el Preparao en las monedas, con barba o sin barba, yo pensé: “A la Francesa”. Qué tiempos aquellos, los de Madame Guillotine.
    Si la sucesiónla dirimen estos pollos, sin una consulta democrática de algo tan transcendente, son unos secuestradores de la voluntad popular y no tienen legitimidad. Y ya se sabe cómo acaban estas cosas… mal que me pese… violencia, violencia y violencia.

    Me gusta

    1. Amigo Josep, que acabara en violencia es lo que más les gustaría en el mundo. Tendrían entonces la justificación perfecta para poner en práctica la política que más adoran: el garrotazo. Y si la cosa se pone fea se comenta que tienen unos cuantos tanques muertos de risa a los que sacar de paseo. Lo que más les desconcierta es que por primera vez se ha puesto en marcha un movimiento que los amenaza muy seriamente desde dentro del sistema, y eso no saben cómo combatirlo, insultos y menosprecios aparte.
      Saludos!

      Me gusta

    1. Viendo cómo van las cosas no me cabe duda que de presentarse Felipe para presidente de la república ni PP, ni PSOE ni UPyD presentarían candidato y los tres apoyarían su candidatura.

      Me gusta

      1. ¿No crees que lo desacreditarían con argumentos del tipo “No tiene experiencia” , “Se ha pasao la vida haciendo el gamba”, “Es monárquico de nacimiento”, “Está en el ejército, no puede ser político”…?

        Me gusta

    2. Estaría bueno que abdicara para formar su propio partido. Jajaja! Podrían pasar dos cosas: la que dice Dess o la contraria, que tú mismo planteas en tu segundo comentario. Pero no va a pasar. Nos tendremos que comer la monarquía hasta que en el Congreso haya 2/3 de diputados dispuestos a reformar la Constitución. Suena bastante utópico. Gracias por comentar!

      Me gusta

  5. Igual que mi vecina, quiere que esté a su lado. Me sonroja. Ella piensa que podemos, pero se comprometió con otro… soy muy respetuoso. Seguiré mi propio camino. Saludos.

    Me gusta

  6. Como siempre, los políticos y algunos medios de comunicación, por no decir todos, siguen empeñados en tomarnos por tontos, en contribuir religiosamente al stuatus quo con actitudes que poco o nada tienen que ver con el periodismo (no vaya a ser que por mover las cosas, vayan a salir perjudicados).

    El lavado de imagen y el peloteo indiscriminado que se le ha hecho estos días a (ex) Rey, le hacen un flaco favor en mi opinión, pues sólo alimentan la incredulidad y el “despecho” de aquellos que empiezan a despertar… En fin… un placer leerte, como siempre! 🙂

    Me gusta

    1. Son muy torpes, insisto en ello. Ahora han empezado con la campaña de desprestigio a Podemos, publicando noticias sobre supuestas disensiones internas (como si no las hubiera en los otros partidos), y menospreciando cada dos por tres su “irrealizable” programa. No dudo de que habrá potenciales votantes, con el sistema bien arraigado, que se asustarán y volverán a “confiar” en los de siempre, pero tácticas tan burdas no funcionarán con quienes habían huído desencantados y asqueados de la política.
      Muchas gracias! Es un placer tenerte por aquí. 🙂

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s