Cortinas que no tapan la injusticia… ¿Y el PP? Bien, gracias

Viñeta Vergara
Y tanto que existen, y son muchos… Para cortarse las venas…

“Yo acepto la justicia universal, pero creo que siempre tiene que ser sometida a los criterios de la soberanía popular. El proceso argentino está cargado de buenas intenciones, pero en España decidimos hace mucho tiempo que no nos íbamos a pasar factura de lo que hicimos antes de 1976”. “Estamos mucho más cerca de los torturados que de los torturadores, pero seguimos convencidos de que la ley [de Amnistía] estuvo bien hecha. Algunos perdonamos mucho más que otros, pero el perdón fue colectivo. Y esa decisión es la base de una convivencia reconciliada”.

Palabras de Ramón Jáuregui, ex ministro socialista, en ‘El País’, para quien parece ser que la cortina sobre las atrocidades de la dictadura franquista está bien echada. Me resulta chocante que uno que se considera socialista no se ponga del lado de las víctimas sin titubeos. Insisto (ya he escrito bastante sobre el tema), no se trata de venganza ni de ajustar cuentas: investigar los crímenes del franquismo, tal y como recuerda la ONU, es una cuestión de justicia para con las víctimas, una cuestión de defensa de los derechos humanos más fundamentales.

La cortina sobre los crímenes nunca logrará que éstos desaparezcan, y lamento decirle, señor Jáuregui, que el perdón no es posible mientras la justicia no actúe. Aquí los únicos que tienen que pedir perdón todavía no lo han hecho. Es más, continúan enorgulleciéndose de su obra y haciendo ostentación de manera impune de símbolos que están explícitamente prohibidos por la legislación española.

“Decidimos hace mucho tiempo que no íbamos a pasar factura de lo que hicimos antes de 1976”. Vuelvo a disentir, señor Jáuregui, y me preocupa profundamente que alguien que se considera socialista pase página de manera tan simplista e insensible. Dígale a las familias de los no se sabe cuántos miles de represaliados que continúan desaparecidos que su búsqueda no tiene sentido, que deben olvidar y seguir adelante sin pasar factura. El problema es que nunca podrán borrar que a sus padres, madres, abuelos, abuelas, tíos, tías, etc., sí les pasaron factura, y en la mayoría de los casos por simplemente cruzarse en el camino del fascista asesino de turno.

Usted no apoya el proceso que en Argentina se han atrevido a abrir contra el franquismo porque considera que ese periodo de nuestra historia está cerrado y olvidado. Puede edulcorar su opinión con todas las palabras amables que quiera, pero me decepciona profundamente, insisto. No sé ver qué diferencia su postura de los que justifican la injusticia perpetua con el vergonzoso “no abramos viejas heridas”. A usted, me temo, de socialista le queda lo que a tantos otros: el adjetivo en el carnet.

Y mientras tanto, mientras su partido continúa de rodillas ante la masacre que este gobierno está perpetrando contra la democracia y el Estado social, con alguna que otra riña efectista en el Parlamento, sí, pero con nimias diferencias en lo que se refiere a la política económica que nos dictan desde Bruselas (o Berlín), las encuestas vuelven a ofrecernos a un PP destacado en la intención de voto.

Es de locos. Ya no sé qué pensar. Somos gilipollas. ¿Cuál es el porcentaje de personas que se ven beneficiadas por las políticas del gobierno? La cifra es ridícula y, sin embargo, ¡un 34% de los votantes volvería a confiar en el PP! Sí, ya lo sé, la alternativa tradicional, este PSOE que ya no sabe a qué ni a quiénes representa, es para echarse a temblar. ¡Pero hay más partidos! En fin, que no voy a ponerme a enumerar las alternativas. Que cada uno obre en conciencia, pero, en serio, ¿quién puede desear seguir en la actual vorágine de destrucción de la sociedad que conocemos por no “arriesgar” con otras opciones?

A mí esta situación me desmoraliza bastante. Procuro mantener el ánimo alto e irradiar optimismo y confianza en el futuro, en la capacidad de cada uno de nosotros por hacer posible el cambio… pero, joder, ¡un 34% volvería a votar al PP! Es que es muy fuerte. Ni Bárcenas, ni Gürtel, ni mentiras, ni recortes a diestro y siniestro, ni reforma laboral que nos conduce a la miseria, ni burbuja inmobiliaria, ni hachazo a los derechos humanos, ni represión, ni involución ideológica… Nada de esto nos parece suficientemente significativo como para enviarlos a las catacumbas del panorama político. Pues nada, señores del PP, tienen barra libre para continuar deshaciendo a su antojo.

Anuncios

18 thoughts on “Cortinas que no tapan la injusticia… ¿Y el PP? Bien, gracias

      1. Y cabría añadir de la ignorancia..
        En este país el nivel cultural es patético y por desgracia, hay much@s catet@s suelt@s, más pendientes del fútbol, los sálvames y grandes hermanos de turno, que de pensar por sí mismos, cuestionarse las cosas y plantar cara frente a las políticas que perpetran los de ahora y los de antes, que también hicieron lo suyo.
        Y por si no había bastante, los pperos se están empleando a fondo para que en adelante sólo puedan estudiar quienes tengan para pagarlo, todo sea por perpetuar y ampliar la burricie generalitzada.
        Con un panorama así no me extraña que el talento esté emigrando al extranjero… De pena.

        Me gusta

        1. El poso cultural hace mucho. La gente no tiene ganas de pensar. “¿Política? Uf, qué palo, si son todos unos ladrones”. El espíritu crítico brilla por su ausencia más allá de meterse con el nuevo peinado de la vecina del cuarto.

          Me gusta

  1. Hace tiempo que sostengo la teoría de que Felipe Gonzáles es el político que más daño ha hecho a la Política en este país, antes de presentarse a las elecciones, durante su mandato presidencial y después de salir derrotado por sus propias infamias.

    Este político renegó a la vez de su pasado, de su presente y de su futuro quedando satisfecho con ocupar una línea en los libros de historia, aunque se trate de una de las líneas más torcidas que componen el manual.

    Llevamos tiempo viendo qué es el PSOE sin que nadie haya tenido la decencia de expropiarle el apelativo socialista y viendo cómo arribistas de otras formaciones de auténtica izquierda han sido abducidos por las prebendas de sillón y presupuesto que ofrecía el poder.

    Esto explica que el PP actúe a sabiendas de que el ejército rojo está cautivo y desarmado y que reivindiquen su pasado haciendo de la Amnistía una bufonada de la que han sacado y siguen sacando el máximo provecho posible.

    El 34% de la población tiene intención de votar a un partido que comienza a dar miedo como en los tiempos preamnistía. Están desarrollando una puesta en escena de reivindicación franquista que trae malos recuerdos de represión, tortura y eliminación de desafectos.

    De aquí a nada, volveran a desfilar escuadrones de camisas azules por las noches españolas y la población recuperará esa memoria histórica de afiliación y sumisión al partido del pensamiento único.

    Tengo mis reservas y mis miedos hacia lo que pueda pasar en Barcelona el día 12.

    Espero estar equivocada, pero mi cogote tiene la sensación de estar anotado en demasiadas listas negras.

    Me gusta

    1. Yo también espero que estés equivocada. No soy tan catastrofista como tú, aunque reconozco que la realidad es tozuda. Lo del PSOE es peor que lo del PP. Después de todo, no creo que nadie se pueda escandalizar porque los herederos de la CEDA se muestren en todo su “esplendor”. Los otros, en cambio, han traicionado a su propia esencia. Saludos.

      Me gusta

    2. Al parecer, según cuenta Chicote en “Socialistas de élite” las actividades y asignaciones de Felipe “socialista chaqueta de pana” González le proporcionan unos emolumentos de unos 600.000 euros anuales, repartidos entre los 126.500 euros anuales como consejero de Gas natural, su sueldo de jubilado como ex presidente y sus giras como conferenciante (su tarifa está por encima de los 80.000 euros), además de poseer empresas propias como lalcon Consultoría o Tagua Capital, cuyo socio es su yerno.

      Por lo que respecta al nuevo amanecer facha, cada vez es más frecuente oír comentarios del tipo: “Con el dictador se vivía mejor”, así pues, no es de extrañar que se siga votando a los pperos, total, son los descendientes de los que tiranizaron este país durante cuarenta años.

      Me gusta

  2. Impresionante, sí, que el 34% siga queriendo lo que hay. Miseria y más miseria… Yo tampoco lo entiendo, pero en este país, se sigue la política de “más vale malo conocido que bueno por conocer”. Lo dicho, no lo entiendo.

    Me gusta

      1. Interesante artículo.
        Los medios de desinformación: diarios, televisión y radios hace tiempo que perdieron por el camino su credibilidad. Los periódicos, con sus problemas de liquidez, se han visto obligados a vender su alma al diablo y someterse a los dictados del poder financiero y de los gobiernos de turno para sobrevivir. Se han convertido en medios panfletarios, creadores de opinión, abandonando la que debería ser su función primordial: el periodismo de investigación y denuncia.

        El tema de las encuestas también da que pensar: ¿Quién las paga?. ¿Quién está detrás? ¿A quién se las hacen (si es que realmente se llevan a cabo)?. ¿Por qué tomarlas como artículos de fe?.
        Las encuestas no son fiables, se han equivocado en demasiadas ocasiones y como otro medio para crear opinión, sus datos también pueden estar manipulados.

        Me gusta

        1. Todo hace un tufo muy repugnante. Aquí el que no llora no mama, y los que dirigen el cotarro y sus satélites tienen muy claro que lo primero es llorar todo lo que haga falta.
          Por las mañanas suelo escuchar un rato del ‘Hoy por hoy’ de la SER. Pepa Bueno me parece una buena periodista, independiente y, como Àngels Barceló o Carles Francino (por citar a dos del mismo medio), bastante comprometida. Pues bien, llevan dos días seguidos entrevistando a peces gordos del PP. Ayer Alicia Sánchez Camacho y hoy Cristóbal Sr. Burns Montoro. Me ha llamado la atención, pero claro, después de leer el artículo de El Plural, no tanto.
          Gracias por tus comentarios. Me encanta que se genere debate. Saludos!

          Me gusta

  3. Independientemente de que sea o no una manipulación ese 34 %, me parece lógico porque hay mucho borreguito, seres lobotomizados, afiliados, familiares y amigos de políticos y personas que tienen la vida resuelta y el PP se la facilita más. Me da que no son tantos, pero más o menos. El problema en este país creo que es la movilización del voto. A ver si nos espavilamos y cuando lleguen las elecciones nos dejamos de que todos son iguales y salimos en masa a votar. Creo que hay unos cuantos partidos, no los de siempre, digo unos cuantos que a lo mejor son gente seria. Y entonces que empiecen a arreglar la mierda que han dejado los demás, incluído ese pasado que muchos quieren, no que se olvide, si no que creamos que jamás existió (les falta decir que la Guerra Civil es un invento del PSOE). Por cierto, el otro día escucho en la tele de boca de una tertuliana-¿periodista?: “es que el PP no puede generar empleo”… Lo dejo ahí. ¡Siempre es un placer leerte!

    Me gusta

    1. Gracias, Toni. Está claro que tanto PP como PSOE (sobre todo PP) tienen un electorado fiel que, hagan lo que hagan los políticos, nunca van a dejar de votarles. Mucho pesebre y estómago agradecido… En el PP, además, se da la circunstancia de que no hay otro partido de derechas tradicional, de manera que su suelo electoral siempre se mantendrá en un nivel alto. La cuestión, como dices, está en lograr movilizar a los que tradicionalmente no votan y a los que cambian cual veleta, y para ello es necesario que haya una opción de izquierdas realmente motivadora, con caras nuevas, un discurso claro, fresco y directo, que se deje de medias tintas y que recoja el sentir de la calle.
      Están surgiendo diferentes movimientos ciudadanos con propuestas interesantes, pero como siempre ha pasado con la izquierda, mientras siga tan atomizada no hay nada que hacer. Es más necesario que nunca un Frente Popular aglutinador que supere las estructuras prehistóricas de los partidos tradicionales. Un abrazo!

      Me gusta

  4. Sin saber cómo se ha hecho la encuesta, su veracidad es dudosa. Yo destacaría dos hechos: Uno es que por muy veraces que sean las encuestas, no dejan de ser un instrumento de manipulación si la inteligencia de quien maneja los datos y los tempos que se marcan para darlos a conocer son los adecuados, siempre que las variantes externas acompañen, en ocasiones estas se empeñan en deslucir el trabajo de los cerebritos. Otro hecho es que probablemente hayan muchas personas apoyando esta política del PP. ¿Por qué? Cualquier estudioso de comportamiento y psicología social lo explicaría. Pero estoy convencido de que es mucha la gente que prefiere lo malo conocido que lo bueno por conocer. No me atrevería a llamarlos borregos, acríticos u otras lindezas, son seres humanos con una carga cultural, genética, emocional… que dicta sus comportamientos. Y sin querer extenderme no creo que el problema sea el PP. Sí, es el representante más visceral de el retroceso, los recortes sociales y el mantenimiento de los crímenes del fascismo, pero no es el problema. Si no recuerdo mal, la encuesta es sobre la intención de voto de los que ejercerán su derecho, más o menos el 34% del 50% de los que pueden ejercerlo. Una miseria comparado con el 66% del 50% sumado al 50% que no quiere ejercer su derecho. ¿Cual es la clave para aunar a la población en la esperanza?

    Me gusta

    1. Tal y como se comenta en el artículo de ‘El Plural’, resulta cuanto menos curioso ese giro en el grupo Prisa. Las encuestas, desde luego, son un instrumento más de manipulación política y social, de intentar mediatizar a la ciudadanía. A mí ver el dato del 34% me desmoralizó. Analizando la cuestión en frío veo que no es más que un dato de una encuesta que un mes antes arrojaba resultados muy diferentes. Curisoso, reitero.
      Como le decía a Toni en el comentario anterior, la clave para volver a confiar en el sistema y, por tanto, que esos “pasotas” de movilicen electoralmente es que aparezcan propuestas “engrescadores” (que diríem en català). Lo que está claro es que continuar con la misma deriva no es sostenible socialmente. Saludos!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s