Buscando el reconocimiento

best-blogA los seres humanos nos encanta ser reconocidos, que nos digan lo bien que hacemos algo, lo guapos o (cuando andamos justitos de belleza estética) lo buenas personas que somos. “Qué guapa es Fulanita, está estupenda, y además es muy simpática”. “¿Y qué me dices de Menganita?” “Sí, es maja… Y es muy buena persona”. Porque todos estaremos de acuerdo en que la belleza que importa está en el interior, ¿verdad? “Sí, sí, claro que sí” ¡Ja! Y una leche. A ver, ¿cuántos/as le habéis tirado los tejos al “cardo” de la fiesta? … … Pues quizás deberíais fijaros menos en los Adonis y las Afroditas y prestar más atención a las “buenas personas”. Nos ahorraríamos muchos disgustos, unas cuantas toneladas de antidepresivos, es decir, de chocolate, chuches y bollería industrial, y bastantes sobredosis de Kenny G y Michael Bolton.

Pero este artículo no va sobre relaciones de pareja ni desengaños amorosos, así que centrémonos. Reconocimiento, triunfo, éxito. Vamos, que me han concedido un premio. No, no es el Alfaguara de Novela. Ya me gustaría. Ése se lo han dado a José Ovejero, por ‘La invención del amor’. Enhorabuena de parte de uno de tus 801 “rivales”. Lo mío es moral y apuntar alto. Escribo mi primera novela y no la presento al certamen literario del barrio, no. Al Alfaguara. Con un par. Espero que por lo menos la leyeran…

Pero tampoco quería hablar de eso, que me voy por las ramas. El caso es que una bloguera, Ana Belén, creadora y responsable del estupendo ‘Pasión danza oriental’, me ha otorgado el Best Blog Award. Es un galardón virtual que se conceden los blogueros entre sí como forma de reconocimiento a aquellas páginas que les resultan más interesantes, motivadoras, simpáticas, útiles, etc. Sin duda, Ana Belén debe haber visitado muy pocos blogs para fijarse en este batiburrillo de ideas a menudo expresadas de forma demasiado extensa… En cualquier caso, ¡muchas gracias! Se agradece enormemente que alguien valore tu trabajo. Y más cuando mi única pretensión es expresar lo que pienso y, sobre todo, lo que siento. En dos meses escasos ‘la recacha’ ha recibido 1.600 visitas y la complicidad de muchas personas que no me conocían de nada, pero que han conectado con las cosas que escribo aquí.

Y volvemos al principio: reconocimiento. Todos, por muy modestos que creamos ser, buscamos ser reconocidos. No es necesario tener una manada de seguidores, ni siquiera que nos digan cada día lo buenos que somos. Basta con la aprobación de una persona para que nos sintamos reconocidos, para que sintamos que nuestra labor tiene un sentido.

Cuando tenía 11 o 12 años gané, junto a un compañero, unos juegos florales en la escuela (el colegio público Llibertat de Badalona). “Sant Jordi tot valent / ajuda a tota la gent”, así comenzaba el poema con el que triunfamos. Aún lo recuerdo. Diría que es el único premio que consta en mi currículum, porque entiendo que los roscos de ‘Pasapalabra’ y las preguntas calientes de ‘Saber y ganar’ desde casa no cuentan, ¿no? Lo intenté también con el dibujo. De pequeño no se me daba mal. Pero tenía un problema, y es que compartía hogar con el rival que todos querían evitar: mi hermano Fran. Total, que en los concursos del Pryca él se llevaba siempre la bicicleta y yo acabé desistiendo.

Ahora lo vuelvo a probar con las letras. Si cae algo nuevo informaré oportunamente de ello, por supuesto. Pero lo que tengo que hacer en este momento es otorgar mis ‘Best Blog Awards’. Ahí van: ‘Caminantes, que no zombis’, ‘Mad about travel’, ‘Apadrine a un freelance’, ‘Dulantzi Social Media’, ‘Comunicar en tiempos inciertos’, ‘Cántaro soul’, ‘La inmortalidad del cangrejo’, ‘Titular a tres columnas’, ‘Antonio Esquivias’, ‘Historias de pueblo’, y no puedo olvidar los que gestionan mis compañeros y amigos de facultad: ‘Tornar a córrer’, ‘Blog de moda para tu bebé’, ‘Mind and body’ y ‘Javier Montoro’.

Ale, ya tenemos todos nuestros premios. Ahora, con la autoestima por las nubes, a por Afrodita/Adonis… ¿Y si pruebo con el Planeta?

Anuncios

10 thoughts on “Buscando el reconocimiento

  1. Me ha encantado Benjamín! Sin poderlo evitar me he acordado de todas las veces en las que no he sentido el reconocimiento laboral, es una pena que determinados jefes, dirigentes, o como queramos llamarlos no sepan reconocer a sus trabajadores (si no saben reconocer a sus trabajadores es que no saben valorar a las personas, es una pena, pero por ellos), y las prueba es el gran número de parados actuales.

    La ya comentada “Vitamina Valor”, simplemente un pequeño detalle puede hacer cambiar todo un mundo.

    Por cierto, aunque a primera vista una persona menos hermosa por fuera no nos llame la atención, luego está el arte de seducción y el carisma interior…. jajaj… que puede ser sorprendente!

    Feliz fin de semana con tu mejor “amigo” 😉

    Me gusta

    1. Tienes toda la razón. Nunca he entendido a esos jefes que parecen disfrutar tiranizando a sus subordinados e imponiendo el mal ambiente. No puede haber actitud más contraproducente. Parece de cajón que una empresa funcionará mejor cuanto más a gusto estén sus empleados, ¿no?

      Y lo que dices sobre el aspecto físico es muy real. ¿Cuántas veces aquella persona tan atractiva luego acaba resultando un muermo y en cambio la “feota” nos seduce con su carisma? Y si baila danza del vientre, no te digo nada… :-p

      Mi mejor amigo ha empezado el finde a lo grande. Hoy hemos estado todo el día fuera, y mañana, de barbacoa a la casa del campo de los yayos, así que ya ves…

      Me gusta

      1. Aquí “feota” bailando danza oriental! 😉 jajaj.

        No solamente es por el tema de generar mal ambiente, hay algunos que no saben ver o no quieren ver más allá de sus propias narices.

        Hoy vengo de una actuación y estoy super frustrada, no te puedes ni imaginar cuanta competitividad (y mala leche) hay entre mujeres, ufff es lo peor. Pero bueno por suerte yo y mi grupo hemos sabido comportarnos como lo que somos profesionales de la danza.

        A disfrutar de la barbacoa de mañana. Saluditos 🙂

        Me gusta

  2. “Basta con la aprobación de una persona para que nos sintamos reconocidos, para que sintamos que nuestra labor tiene un sentido.”
    ¡Excelente post y un blog super intrigante! Tan intrigante como la propia complejidad del ser humano.

    Muy interesante. Además es de agradecer poder entrar y descubrir nuevos mundos.

    Un saludo y felicidades por tu premio!! 🙂

    Me gusta

  3. Querido Benjamín, mira por donde no había leído este post tuyo y me encuentro con que me has hecho un reconocimiento. Tengo que confesar que tengo la espinita clavada de no haber recibido en mi vida premio alguno. También presenté un libro, que no novela, a un premio de espiritualidad, y no me lo dieron, y el libro aún duerme el sueño de los justos.
    Tan importante el reconocimiento que llega a convertirse en un medio de manejar a las personas, cerca del poder está siempre la figura del adulador, y sigue funcionando como medio para conseguir favores. Yo reconozco que se me gana por él.
    Mil gracias
    Antonio Esquivias

    Me gusta

    1. De nada, Antonio. El reconocimiento, cuando es sincero, es una gran ayuda para seguir adelante. Tú tienes un blog muy interesante. Procuro leer la mayoría de artículos que publicas por su espíritu constructivo y porque siempre invitan a la reflexión. Saludos!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s