Esos deberes inútiles y aburridos

Quino - Felipe

Estoy leyendo Informe del interior (Anagrama, 2013), la última obra de Paul Auster, un recorrido autobiográfico por su infancia y juventud escrito en segunda persona. Apenas he consumido medio centenar de páginas y ya sé que me va a gustar. Leer a Auster es siempre un ejercicio motivador gracias a su prosa coloquial pero penetrante. Me fascina esa capacidad que tiene para transmitir tanto de una forma tan aparentemente sencilla.

Pero lo que me ha llevado a escribir esta entrada no es la calidad literaria del autor de New Jersey, sino algo que he leído muy al principio del libro. He transcrito el fragmento íntegro, pero antes de que lo leáis, tened en cuenta que el bueno de Paul nació en 1947. Seguir leyendo “Esos deberes inútiles y aburridos”

Otra educación es posible… y necesaria

 

Ayer vi un programa en la tele que me dejó muy buen sabor de boca. En el Canal 33 (segundo canal autonómico catalán) emiten muy buenos programas documentales y divulgativos. ‘Mestres’ (Maestros) es uno de ellos. El de ayer  era una reposición, pero, en todo caso, abordaba el problema de la escuela actual desde un punto de vista que comparto absolutamente, recurriendo a testimonios reales: profesores, maestros y alumnos. Seguir leyendo “Otra educación es posible… y necesaria”

“¿Para qué quiero saber inglés?”

estudiar_dineroEl otro día tuvimos un minidebate improvisado en clase de refuerzo escolar muy revelador de la situación que vive la educación, y la sociedad en general, en nuestro país. En el aula somos dos o tres profesores, con un máximo de diez u once alumnos, e intentamos crear un ambiente distendido y agradable para los chavales, conscientes de que asistir a las clases no es precisamente lo que más desean tras una larga jornada escolar. El caso es que algunos tenían deberes de inglés y, como otras tantas veces, se quejaban de que “el inglés es un rollazo”. Podéis imaginar que el nivel de la asignatura en quinto o sexto de primaria no es precisamente alto, pero es igual, porque a los chavales no les entra nada. Se pasan los años repitiendo los mismos contenidos que nunca asimilan… porque no les interesa lo más mínimo. Seguir leyendo ““¿Para qué quiero saber inglés?””