‘Elías y los ladrones de magia’, la magia de la literatura juvenil

Elías y los ladrones de magia
‘Elías y los ladrones de magia’, una lectura muy recomendable.

Aunque empecé a leer desde muy niño por puro placer no me considero un lector “compulsivo”. Es decir, siempre me acompaña algún libro, pero no me lo planteo como un reto. Hay meses en que me puedo leer cuatro o cinco y luego estar dos o tres meses con la misma novela. Lo que está claro es que leer es para mí un placer incuestionable, así que imaginar una vida sin libros se me haría bastante insoportable.

De niño recuerdo a mi madre leyéndome Heidi o Seis primos en la granja antes de dormir. Sin duda que aquellos ratitos tuvieron mucho que ver en el despertar de mi gusto por la literatura, así que cuando fui creciendo era yo mismo quien devoraba los clásicos juveniles de la desaparecida editorial Bruguera, con sus fantásticas adaptaciones de Julio Verne (Viaje al centro de la Tierra, Miguel Strogoff, De la Tierra a la Luna, La vuelta al mundo en ochenta días, etc.) y otros clásicos como Moby Dick, Los viajes de Gulliver, Taras Bulba, Las aventuras de Tom Sawyer, etc.

En los últimos cursos de la enseñanza primaria recuerdo que casi competíamos por ver quién leía más volúmenes de los disponibles en la biblioteca de la escuela, y así fue como (además de dar buena cuenta de la colección entera de cómics de Astérix y Tintín) descubrí varios tesoros de la literatura juvenil de los 80, como Doneval y su continuación, Favila, de Graham Dunstan Martin; y El misterio de la isla de Tökland, de Joan Manuel Gisbert, publicados por la editorial Austral. Poco después vendrían No demanis llobarro fora de temporada (No pidas sardina fuera de temporada), de Andreu Martín y Jaume Ribera, con su detective adolescente Flanagan como protagonista (su éxito daría pie a una amplia colección de aventuras en volúmenes posteriores). Para acabar esta breve lista mencionaré otra obra de Andreu Martín, prolífico autor catalán: El pozo de los mil demonios. Leí muchísimos más, pero he olvidado títulos e historias. Lo que no he olvidado es la gratísima sensación que me proporcionaba su lectura. Y ahora es cuando empiezo a explicar lo que me ha motivado a escribir este post.

Hace un par de días acabé de leer una novela que merecería estar en ese listado de imprescindibles para un lector adolescente y que, en cualquier caso, es igualmente disfrutable para un adulto. Se titula Elías y los ladrones de magia, de la escritora granadina Cristina Monteoliva. Se trata de una historia con protagonista adolescente que, sin quererlo ni beberlo, se ve embarcado en una aventura trepidante repleta de magia y de personajes pintorescos. Lo más destacable es el escenario elegido por la autora, que no podría ser más mágico: la ciudad de Granada, que acaba convirtiéndose en protagonista principal de la novela. Así, mientras nos sumergimos en una trama bien construida desde el inicio, que nos invita a querer saber más, vamos recorriendo la Carrera del Darro, el Paseo de los Tristes, el Albayzín, nos asomamos al Mirador de San Nicolás para maravillarnos con la Alhambra, y descubrimos mágicos lugares desconocidos para el visitante ocasional e incluso para los propios habitantes de la ciudad, como el Hotel Reúma, el Carmen de los Mártires o el Hotel Washington Irving.

Cristina escribe con mucha soltura, creando diálogos frescos y muy entretenidos que protagonizan personajes muy vivos, perfectamente definidos. En mi opinión ha sabido crear la atmósfera y darle el ritmo ideal para atrapar a jóvenes lectores.

Y para acabar quiero destacar que, como yo y tantos otros, se lo ha currado ella solita. Consiguió sacar el proyecto adelante gracias al crowfunding, lo que le ha permitido hacer una tirada en papel a través de la editorial de autopublicación Círculo Rojo, y lo promociona en las redes sociales mediante un blog y una página en Facebook. Echadle un ojo. Además, recientemente se lanzó a la aventura empresarial abriendo una librería cafetería en la misma Granada. Se llama Namasté Coffee and Books, un rincón ideal para disfrutar de la lectura acompañado de buen café, té o lo que se tercie. Allí encontraréis a Elías y los ladrones de magia, y también a Pau, que en su viaje ha encontrado acomodo en tan acogedor lugar.

Namasté Coffee and Books
‘El viaje de Pau’ en Namasté Coffee and Books.
Anuncios

7 thoughts on “‘Elías y los ladrones de magia’, la magia de la literatura juvenil

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s