Es la hora de Mandela

Nelson MandelaEn un mundo implacable, material y materialista
un anciano venerable a todos ha puesto de acuerdo:
“Fue un gran hombre, un hombre bueno”.
“Defendió la libertad, hay que seguir su ejemplo”.
Todos loan a Mandela.
Muchos lo lloran… con lágrimas negras.
Pero no de un negro puro,
como el de la piel de Madiba: un negro limpio, transparente, honesto.
Es el sucio color negro que adquieren los colores corrompidos.
Almas sucias que hablan con palabras vacías,
que pisotean el camino de este guía de la paz.
Apariencias afectadas, caras de circunstancias…
Discursos clonados de quienes jamás entenderán qué significó Mandela.
De quienes con cada una de sus acciones
insultan un legado impagable, patrimonio de la humanidad.
Mandela dignificó al ser humano,
como tantos otros activistas de la libertad
que son denostados en un mundo diseñado por los poderosos.
Un mundo en el que la hipocresía, la mentira,
la corrupción y la injusticia tienen premio.

Es la hora de Mandela.
De vivir libres, con la cabeza bien alta.
Es la hora de luchar contra leyes injustas,
de defender los derechos fundamentales por encima de cualquier otra consideración.
Mandela, Gandhi, Martin Luther King, el Ché Guevara… Rosa Parks,
y tantos otros héroes anónimos jamás se arrodillaron ante el poder.
Es hora de levantar la cabeza y reaprender a decir “NO”.

 

Anuncios

17 thoughts on “Es la hora de Mandela

  1. Cuando he puesto esta noche las noticias y han empezado a comentar de los políticos del mundo que le habían dedicado una palabras me ha dado pena. Deberían haber preguntado a los poetas, a los sociólogos, a los filósofos, no sé… Y entonces han mencionado a la gente del PP y también a la del PSOE. He cambiado el canal en ese momento y se me ha pasado por la cabeza tratar de expresar cuánto se me revuelve en el cuerpo ahora mismo (sin acordarme de Mandela más que como excusa para hacerlo). Gracias benjamín porque tú sí lo has hecho (y sólo pienso en Mandela en este momento). Un saludo.

    Me gusta

    1. No pensaba escribir nada porque ya había suficiente saturación de textos sobre Mandela, pero tenía esa misma sensación que comentas y al final no he podido evitar expresarla de la mejor manera que sé: escribiendo. Confieso que no he escuchado ni leído nada sobre las típicas condolencias vacías. He preferido ahorrarme ese mal trago, aunque no he podido evitar saber que gentuza como los Bush y sus acólitos españoles se atrevían a mencionar a una figura que representa lo opuesto a lo que ellos defienden. Y, como siempre, los medios de comunicación poniendo el micro a los que ni imaginan qué se siente al defender los derechos de las personas, a los que están a años luz del pensamiento de Mandela.
      Gracias por tus palabras. Una abrazo!

      Me gusta

  2. Reblogueó esto en Salto al reversoy comentado:

    Hola amigos, hace un tiempo que tengo bastante olvidado este magnífico blog, comportamiento para el que no tengo excusa, ya que el tiempo nos escasea a todos… Esta noche he escrito una breve reflexión acerca de la muerte de Nelson Mandela y creo que tiene cabida aquí. Espero que os guste…

    Me gusta

  3. Conciso, directo y rotundo como siempre, Benjamín.
    Me ha encantado este artículo, precisamente en este momento, cuando muchos, sin caérsele de cara de vergüenza, no deberían ni siquiera pronunciar el nombre de Mandela.
    Si esto fuera una votación te diría: ¡toma, ahí van todos mis votos!
    Un fuerte abrazo, amigo.

    Me gusta

    1. Recibidos! Muchas gracias!
      Hoy alaban a Mandela y mañana aprueban una ley que reprime la movilización ciudadana. La coherencia y la decencia han desaparecido del manual del dirigente político. Suma y sigue.
      Un abrazo!

      Me gusta

  4. Como siempre, certerísimas palabras. Para ellos Mandela sería preferible que no existiera porque les muestra sus propias vergüenzas. Lo peor es que algunos han utilizado esto para hablar del pasado y repetir una y otra vez eso de que Mandela supo perdonar a sus enemigos y mirar hacia el futuro por el bien común. Ya sabemos a lo que se refieren. y por eso me dan tanto asco… Acaba de empezar el día y ya estoy de mala leche. Llevo unos días sin ver la tele. De verdad que este país y sus políticos de chichinabo me agotan. Me ha encantado tu entrada. ¡Saludos!

    Me gusta

    1. En mi casa la tele es casi exclusivamente una pantalla de emisión de dibujos animados, jajaja! Los politicuhos que tenemos me agotan tanto mentalmente que ya paso de escuchar las estupideces que tienen que decir. Paso de ponerme de mala leche por culpa de seres tan mediocres… aún así, de vez en cuando necesito liberar la presión escribiendo algún artículo. Un abrazo!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s