El año en que confirmé que soy escritor

Benjamín Recacha García
Tengamos un 2014 repleto de sonrisas. 🙂

Sí, también yo voy a escribir el típico artículo de balance del año que acaba y buenos deseos para el que empieza, aunque ya vaya tarde. A la mayoría de personas nos gusta echar la vista atrás para rememorar los buenos momentos, pero incluso me atrevería a decir que nos sentimos bien regodeándonos en la nostalgia y buscando justificaciones a lo que dijimos que haríamos o no haríamos y todavía tenemos pendiente. También queremos ser optimistas. Aunque las circunstancias sean negativas, en el fondo del corazón guardamos una chispa de esperanza por que las cosas vayan mejor en adelante.

En estos dos últimos años he aprendido mucho. Diría que la lección más importante ha sido darme cuenta de que yo soy quien dirige mi vida. Nunca me he sentido desgraciado ni superado por las circunstancias, más que, como cualquier otra persona, en esas situaciones puntuales en que lo enviarías todo a paseo: un mal día en el trabajo, una discusión familiar, el coche que te deja tirado en el peor momento…

Siempre he tenido una sensación bastante sólida de que estaba haciendo lo que yo quería, pero ahora soy plenamente consciente de ello. Estoy absolutamente seguro de que estoy siguiendo el camino vital con el que me siento plenamente realizado.

Ello no significa que sepa lo que me espera, ni que sea un paseo plácido por el campo, por ese Pirineo Aragonés que me tiene enamorado, pero sé que soy yo quien dirige mis pasos y que afrontaré con ilusión cualquier reto que se me plantee.

En estos dos últimos años he aprendido a ver las cosas desde otra perspectiva, a analizarlas con más detenimiento y a relativizar las situaciones. He aprendido que la vorágine diaria no es buena compañera para reflexionar, para escuchar y escucharnos a nosotros mismos, para preguntarnos qué queremos ser.

Me he dado cuenta de que es posible cambiar las cosas, de que no es cierto que no haya alternativas. De que pese a lo que nos quieran hacer creer, tenemos derecho a decidir nuestro presente, nuestro futuro, y a tomar las riendas. Esa autopista colapsada por la que circulamos a diario, en la que apenas es posible respirar, no es el único camino. De nosotros depende tomar la ruta alternativa que nos plazca.

En 2012, en buena parte empujado por las circunstancias, tomé mi propia ruta, y en 2013 he recorrido un trecho lo suficientemente largo como para estar convencido de que elegí bien. No ya porque El viaje de Pau vaya avanzando, poco a poco, en su propio camino, sino porque el haber sido capaz de iniciar otros proyectos literarios, como Memorias de Lázaro Hunter en colaboración con mi hermano, y mi segunda novela, que va a ser el gran reto para la primera parte de 2014, hace que, definitivamente, me pueda considerar escritor.

Cuando vuelvo la vista a enero de 2013 y recorro el año hasta hoy no puedo evitar una sonrisa de satisfacción. Por el trabajo bien hecho, por los avances diarios, porque los pasos dados siempre han sido hacia delante, la mayoría cortitos, sí, pero sin retrocesos.

La primera gran decisión, y quizás la más acertada, fue abrir este blog. No me voy a extender en ello, porque en un par de semanas cumplirá un año y ya le dedicaré el correspondiente post. Sólo diré que ha resultado ser una herramienta básica para darme a conocer, para dar a conocer mi trabajo, pero, sobre todo, ha significado la puerta de acceso a un mundo lleno de gente estupenda dispuesta a escuchar (leer) y a ayudar, y con cosas muy interesantes que compartir. He hecho varios amigos/as a los que parece que conozca de toda la vida, cuyos progresos los siento muy cercanos y me alegran sinceramente.

La blogosfera es vastísima. Sólo conozco un pedacito minúsculo y, o he tenido mucha suerte, o detrás de cada pantalla hay una persona dispuesta a ofrecer lo mejor de sí misma; dispuesta a demostrar que el pensamiento positivo es un arma muy poderosa. Eso es lo que me hace ser optimista, a pesar de que las circunstancias que nos rodean sean bastante deprimentes. Resulta curioso que este proceso de cambio tan importante en mi vida coincida con uno de los periodos más funestos de la historia contemporánea de España. 2013 quedará marcado por siempre como un año vergonzoso y vergonzante para cualquier ciudadano con un mínimo de decencia. Escándalos de corrupción a diario, miles de millones de euros regalados al sistema financiero mientras los desahucios, el paro, los recortes en servicios públicos y en derechos sociales y laborales, la miseria, la represión y la regresión aumentan exponencialmente a diario… Y aquí no pasa nada.

El proceso de cambio empieza en cada individuo y aunque la masa ameba y la comunidad percebe son muy numerosas, tenemos la obligación moral de rebelarnos a esta realidad tozuda y desmoralizante. Si somos capaces de redirigir nuestras propias vidas, ¿por qué no vamos a poder cambiar el rumbo de la sociedad? Hago mío el propósito de Ada Colau (portavoz de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca) para 2014 porque la desobediencia civil es la vía que nos queda ante la penosa falta de combatividad de los partidos políticos:

Tuit Ada Colau

Hace algo menos de dos años decidí que iba a ser escritor. Hace unos seis meses decidí que además de escritor, iba a ser editor y promotor de mi obra. Ahora sé que es posible. Lo he conseguido. Es difícil y me queda mucho por delante, pero el tren está en marcha y ya nadie lo va a parar. Sois muchos quienes lo habéis propulsado. Tenéis la culpa de que me haya ido creciendo y de que la confianza en mi trabajo vaya aumentando. La última prueba es la experiencia con el libro viajero. Para quien no lo conozca, un ejemplar de El viaje de Pau está viajando por toda España gracias a la participación de unos anfitriones magníficos que están convirtiendo la iniciativa en una sucesión de rutas turísticas alternativas que nos están descubriendo verdaderos tesoros de la geografía española a través de textos que rebosan una deliciosa sensibilidad. No tengo palabras para agradecéroslo.

Pero no quiero hablar sólo de mí. Gente que tengo muy cerca también ha experimentado cambios importantes durante el año recién terminado. Amigos a los que las circunstancias también les han obligado a tomar las riendas de su vida, que han encontrado el amor, que han visto nacer a su primer hijo… o el segundo, que han puesto en marcha sus propios proyectos o que han encontrado el trabajo que se les resistía.

Me hace particularmente feliz que mi hermano Fran, un pintor maravilloso del que me siento inmensamente orgulloso, después de una mala racha demasiado prolongada esté viendo por fin cómo tanto esfuerzo invertido empieza a dar sus frutos en forma de varios proyectos muy interesantes. Y, finalmente, quiero dedicar unas palabras a Lucía, mi compañera en la aventura de la vida, que también está empezando su propio camino tras muchos años de formación, con expectativas esperanzadoras. Y es que el trabajo bien hecho sólo puede conducir al éxito.

Nos seguimos leyendo durante este año. Prometo continuar dando guerra.

Anuncios

20 thoughts on “El año en que confirmé que soy escritor

  1. ¡Felicidades Benjamín! Seguir tu verdadero camino y no dejarte llevar por la inercia es un sabía y valiente decisión que, con demasiada frecuencia, abruma o asusta. Me alegro mucho que lo hayas hecho y estoy segura de que este año seguirás recogiendo frutos, cada vez más exquisitos, de todo lo sembrado.

    Besazos!

    Me gusta

  2. Me gusta la forma en que ves las cosas y por eso espero que puedas cumplir tus sueños. Te has enfrentado a un nuevo camino y has decidido poner toda la carne en el asador para lograrlo, y eso es de personas valientes que merecen por lo menos una oportunidad. Si no lo consigues con Pau, por lo menos habrá sido el interruptor que te ha hecho ver que eres escritor y que todo es posible. Tu siguiente novela puede permitirte alcanzar un nivel de calidad más alto y un mayor reconocimiento. Yo te animo a seguir, por supuesto.

    Y el trabajo de tu hermano también es magnífico. Si tuviera dinero le contrataba para la novelita de Marta, que se presta a buenas ilustraciones. Pero como no tengo un duro espero tenerlo en cuenta para cuando pueda pagar a un ilustrador. ¡Un saludo y buena suerte en el 2014 para ti y para Lucía!

    Me gusta

    1. Con ‘El viaje de Pau’ ya he conseguido el éxito. Haberla escrito, publicado y comercializado y que tanta gente (aunque en comparación con un Ruiz Zafón de la vida sea una cantidad ridícula) la haya leído ya y me haya transmitido sus impresiones es un éxito. Confío en que todavía me esperan muchas alegrías, con Pau y con lo que venga, pero la clave no está en marcarse un objetivo, sino en trabajar con pasión y disfrutar del camino.
      Muchas gracias por los ánimos, Toni, y mis mejores deseos también para ti y para Encarni. Un abrazo!

      Me gusta

  3. No puedes imaginar cuanto me alegro, que poquito a poco tus sueños se vayan cumpliendo. Hay que ser muy valiente para tomar una decísión como la tuya pero cuando se tienen las ideas tan claras, los resultados tienen que dar sus frutos y el Viaje de Pau es ya una realidad. Para mi, eres todo un ejemplo. Un abrazo muy fuerte.

    Me gusta

    1. Muchas gracias, Nely! No pretendo ser ejemplo para nadie, pero si a alguien le inspira mi aventura y le anima a empezar la suya propia, todo el esfuerzo habrá valido la pena. Todos tenemos derecho a emprender nuestro propio camino, el que queremos, el que nos hace sentir personas únicas y no el que pretenden que sigamos porque “es lo que toca”.
      Un abrazo bien grande!

      Me gusta

    1. Tú sabes algo de eso, ¿verdad? La sensación que da comprobar que has sido capaz de crear algo que merece la pena a partir de cero y con tus propios medios es inigualable.
      Me leerás tanto como quieras… y yo a ti. 😉
      Un cálido abrazo, que nunca sobra por esas latitudes, ¿no? Jajaja!

      Me gusta

    1. Es exactamente como lo expresas. Se nota que tú ya has recorrido un tramo bien largo del camino que elegiste… 😉
      Lo simple, lo que a ojos del mundo es insignificante, a nivel personal puede ser el triunfo más grande. Cada vez que alguien me dice que ha leído mi libro me siento muy afortunado.
      Muchas gracias por tus palabras; me alegro mucho de leerte por aquí. Mis mejores deseos también para ti.
      Un abrazo!

      Me gusta

  4. Felicidades Benjamín, me encantan las personas como tu que luchan por sus sueños.
    Eres todo un ejemplo a seguir.
    Mis mejores deseos para ti y que este 2014 venga cargado de éxitos y bendiciones.
    Un fuerte abrazo.
    Pd. Disculpa el retraso de mi saludo, estuve en un largo viaje de vacaciones y tengo que decirte que “El viaje de Pau” me ha encantado y los personajes han dejado huella en mi persona.
    Felicitaciones por tu excelente novela. Estaré pendiente de tus próximas obras.

    Me gusta

    1. Muchas gracias, Rotze! Me alegra mucho que hayas disfrutado de la novela. No te importará que haya copiado tu comentario sobre ella en mi página de facebook… 😉
      No tienes que disculparte por nada. Es todo un honor que hayas escogido mi obra de entre tantísimas. Yo también te deseo lo mejor para el nuevo año y que nos sigamos leyendo.
      Un abrazo grande!

      Me gusta

  5. Encontrar la senda pero sobretodo seguirla, no tiene precio. Me alegro mucho, es toda una fuente de inspiración. Y sin duda, el 2014 se presentará mejor.

    Suerte con las aventuras de tus más allegados. Pero especialmente mucho éxito con esa aventura tuya. Cuando uno dice: “soy escritor”, ya lo es para siempre.

    Un abrazo

    Me gusta

    1. Muchas gracias! El alma de escritor la tenía agazapada, esperando la oportunidad para reclamar su espacio, y quedarme en paro hace dos años fue lo que permitió que emergiera. Aunque en el primer momento fue duro, me alegro de haber tenido que tomar la decisión que tomé. El futuro es incierto, pero esto ya no tiene vuelta atrás.
      Mis mejores deseos también para ti. Un abrazo fuerte!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s