Granada, bella y desmemoriada

Granada - Estatua Federico García Lorca
No podría haber encontrado ‘El viaje de Pau’ un mejor compañero en Granada.   Foto: Verónica Barcina

De Lucena a Granada. “Dale limosna, mujer. Que no hay en la vida nada como la pena de ser ciego en Granada”. Los famosos versos de Francisco A. de Icaza recogen la esencia del sentir que el visitante ocasional tiene al recorrer una ciudad que parece diseñada para el disfrute de los sentidos. La imponente presencia de la Alhambra reblandece por fuerza al más duro de los corazones, y recorrer esas calles salpicadas de tesoros y jardines a cada paso te deja la sensación de estar aprovechando cada minuto. Seguro que el sentimiento de sus habitantes es diferente. Como todas las ciudades, Granada no es sólo lo que aparece en las guías de viaje y en las fotos de los turistas. El viaje de Pau lo ha querido descubrir por sus propios medios, guiado por el ojo crítico y el espíritu literario de Verónica Barcina. No os perdáis su crónica viajera. Seguir leyendo “Granada, bella y desmemoriada”