La culpa no es de quienes no votan

viñeta el roto
El Roto

Acusar a los expulsados por el sistema, a los abandonados por las instituciones y por la política espectáculo de la que es parte la «izquierda», del crecimiento de la ultraderecha es el análisis más simple e injusto que se puede leer tras el éxito de la basura fascista de Vox en Andalucía.

«¿No votas? Pues apechuga con el resultado». Claro que sí, como si la familia desahuciada o que está a punto de serlo, el parado que sobrevive a base de chapuzas y de la caridad, la empleada del hogar que cobra en negro, y cualquiera que viva esclavizado en empleos de mierda tuvieran mucho que perder; no sea que el auge de Vox vaya a acabar con sus «privilegios».

¿Qué aliciente tienen para votar? ¿Qué va a cambiar en sus vidas en función de cómo se configure un parlamento autonómico (o el que sea)? ¿Hay algún partido que vaya a acabar de una vez con los desahucios, a tratar la vivienda como un derecho fundamental y no como objeto de especulación? ¿Alguno que haga pagar al sistema financiero el expolio al que somete a la población y que nos garantice una vida digna? ¿Existe el partido que ponga fin a los privilegios de las multinacionales de la energía y a la explotación laboral?

Ah, sí, ahora me acuerdo de aquellos que prometían «tomar el cielo por asalto», «abrir puertas y ventanas», «reventar el régimen del 78» y «acabar con la casta»… Tic, tac…

Ay, aquellos… Han quedado para sucedáneo modernete del PSOE. Eso sí, en Twitter lo petan.

¿A quién votar, pues, y para qué? ¿Al menos malo? ¿Para detener a la ultraderecha, que, por otra parte, siempre ha estado ahí, de azul o naranja?

Bueno, eso le puede servir a la conciencia de quienes llegan a fin de mes sin sufrir durante la última semana; a la pretendida clase media progre chupiguay; y a quienes, en su ingenuidad, aún creen que desde las instituciones se puede cambiar algo significativo. Yo pertenecía a estos últimos hasta hace muy poco, pero la realidad es tozuda. Un pequeño ejemplo: ¿cuánto hace que no gobierna el PP? ¿Qué pasa con la ley mordaza y con la reforma laboral? ¿Ya no hay desahucios? Pues eso.

Quienes no han visto a un político en su barrio más que en campaña electoral; aquellos para quienes su principal preocupación es mantener a sus hijos bajo techo un invierno más, aunque sea sin poder permitirse el lujo de encender una estufa; quienes rezan para que la vieja furgoneta que constituye su medio de supervivencia no se estropee, porque no podrían asumir la reparación; o quienes lo más que pueden decidir es la parte del cuerpo con que ser explotada, porque de algo hay que comer; para esas personas la fiesta de la democracia es una farsa con que llenar páginas de periódicos y horas de tertulias, cuya consecuencia resultará irrelevante en sus vidas, porque más míseras no pueden ser, y nunca ningún gobierno, de ningún color, ha hecho nada realmente significativo para cortar de raíz las causas que permiten que muchos se arrastren para que unos pocos vivan a lo grande. Es el capitalismo, amigos.

No se puede culpar del auge del fascismo a quienes no votan, ya sea por convicción, porque sólo confían en la acción directa y el apoyo mutuo, en construir desde la inmediatez, o porque han sido invisibilizados por la inhumanidad de un sistema fagocitador.

Ahora nos llevamos las manos a la cabeza y nos preguntamos «cómo puede ser», pero es tan fácil como parar un momento y mirar alrededor; cualquiera tiene en su entorno próximo a quien lo está pasando mal de verdad, a menudo sin que nadie le preste atención, y esos partidos de «izquierdas» menos que nadie.

Al fascismo se le combate, primero de todo, devolviéndole la dignidad a los parias, no mediante la caridad ni el asistencialismo, sino proporcionándoles, proporcionándonos, las herramientas necesarias para construirnos una existencia que merezca la pena vivir.

Yo ya no confío en que las instituciones lo vayan a hacer nunca.

20 comentarios sobre “La culpa no es de quienes no votan

  1. Esa dejadez interesada de funciones nos lleva a la polarización, y tan tempestuosos pueden ser los vientos de levante como los de poniente. Bienvenido al club de los pesimistas.

    Le gusta a 1 persona

    1. Muchas gracias, Teresa. Hasta el año pasado escribía bastante a menudo sobre política y conflictos sociales, pero se me acabaron quitando las ganas. Ahora me centro, sobre todo, en mi actividad literaria, aunque de vez en cuando no puedo evitar recaer, jajaja.
      Un abrazo.

      Me gusta

    1. Y la cuestión es que yo estaba convencido de que la irrupción de Podemos iba a ponerlo todo patas arriba, que por fin se podía confiar en la política institucional para cambiar de verdad las cosas. No soy el primero ni seré el último decepcionado por mi propia ingenuidad.
      Gracias por pasarte.

      Me gusta

  2. A tus preguntas “¿Hay algún partido que vaya a acabar de una vez con los desahucios, a tratar la vivienda como un derecho fundamental y no como objeto de especulación? ¿Alguno que haga pagar al sistema financiero el expolio al que somete a la población y que nos garantice una vida digna? ¿Existe el partido que ponga fin a los privilegios de las multinacionales de la energía y a la explotación laboral?
    Podria responderte que por ejemplo, Ada Colau en Barcelona està respondiendo a esas preguntas con hechos. Busca en la hemeroteca. No, probablemente no serán la solución a TODOS los males de esta sociedad, pero al menos NO RECORTARÁN DERECHOS como los partidos en auge. Por probar….

    Le gusta a 1 persona

    1. Ada Colau me cae muy bien, también Pablo Iglesias. Los escucho, y estoy de acuerdo con el 90% de lo que dicen. Me emocioné el día que Ada accedió a la alcaldía, y aplaudí a rabiar los primeros discursos de Pablo en el Congreso (en este blog encontrarás varios artículos sobre ello). Eran mi gente, que habían arrebatado a la oligarquía los puestos que siempre nos habían estado vetados. Pero cuando empezaron a moderarse, a pactar con los traidores de la clase obrera, a matizar sus programas… En Barcelona, Ada no lo está teniendo fácil. Una cosa es el activismo de calle y otra muy diferente trasladarlo a las instituciones. Pero hay mucha gente, de la que iba de su mano a parar desahucios, que está decepcionada. De los que hablo en el artículo, los que no cuentan para el sistema, los que veían en Podemos y las confluencias una llama de esperanza, y que, sin embargo, continúan a merced de la exasperante lentitud de la maquinaria burocrática e institucional. ¿Que no es culpa de ella? Yo creo de veras en su buena voluntad como alcaldesa, pero hay mucha gente para la que esperar no se sabe cuánto a que se aprueben leyes, reglamentos, decretos o lo que sea, es más de lo mismo. Por eso digo que de las instituciones no se puede esperar nada, a no ser que tengas una situación económica estable y más o menos acomodada.
      Muchas gracias por pararte a leer y a comentar.
      Saludos.

      Me gusta

  3. TEN PINTA O TIPO DE XUDIAZO O DE MOURO (MANGALUZ) AL-ANDALUS, pero ben o importante e que e un autentico sinvergonza e un ladron e un puto golfo e anda por ahi tan tranquilo namnetras otegui se metu 6 anos dun tiron na cadea, cousas da demodesgracia expañola e as suas ratas!- lembra o caso de mussolini cando o quidorse fixo publicos os dados de que mussolini tiña cobrado de fancia cartos para meter a italia na pirmerira guerra mundial e lle tiñan finaciado o xornal popolo de italia… (tardaron 75 anos en desclasificar toda a documentación) o tipo viña do psi, o cal demostra que fillos de puta os ahi por todos lados…. MESMO O VIEIRAS SI RECIBIU CARTOS DE IZQUIERDA LA UNIDAD ANTES DO CONGRESO DE AMIGO PARA FORMAR O AGE, O VELLO TIÑA ASI UN PLAN B SI NON LLE SAI BEN O PLAN A (co parvo de faimerrich…. faimerrich…. faimerrich…. – o vox e un partido de laboratorio creado por sociologos e politologos o servizo da dereita e do gran capital en expaña, xunto coa monoarquia e outras ratas… AGORA XA TEÑEN TODO O ESPECTRO POLITICO DA DEREITA: – adereita tradicional pepeira conservadora, pseudodemocrata, mentireira e corruPPta, o chupadanos dereita ultraliberal o estilo europeo “revolucions de rosa” por onde pasaron sementaron a ruina e a miseria, e xa non digo nada de ucranias e do golpe de estado que houbo, e agora toca a dereita populacheira de barriada, facendo chistes de homosexuais de mulleres, de emigrantes, berrando por todos lados a canaia… A SABER QUEN ESTARA PAGANDO TODA A FESTA!!!- de todolos xeitos que temos en fronte na “esquerda expañola” un partido todo tocado en andalucia corrupto ata a medula, unha dirixente que unha autentica traidora que che mete unha coitelada polas costas, PERDERON 400.000 VOTOS, podreiros, uns dirixentes enfrontados a morte entre eles, un dirixente totalmente cuestionable (don caseiro, e entregado xa a un proxecto reformista, un autentico traidor en catalunñas que ninguen se engane do que é toda ista banda do podreiro TODO O QUE DIXERON MENTIRAS, QUE AS BASES IAN ESCOLLER OS DIRIXENTES… AHI ESTA O XUIZ VILLANO E DEMAIS TROPA DE FILLOS DE PUTIFAR!!!) podreiros perdeun 250.000 VOTOS en mangalucia… isto non explica o ascenso da abstención sequera… os do pe$oe seguramente foron a abstención E PARTE A CHUPADANOS pois e un voto moi consolidado, pero eu creo que parte do voto deses 250.000 votos desaparecidos do podreiros foron o facismo PODREIROS ANTESA DO FACISMO!!!! (pode utilizar este comentario en xornais si quere, ultimamente ando un pouco censurado é total por que??? por ser un troll… pero si estan roubando… si estan a rirse da xente os suxos politicos expañolentos…

    Le gusta a 1 persona

  4. Pues yo puedo entender que alguien que tiene problemas abrumadores como los que mencionas en el artículo tenga toda su atención concentrada en ellos y lo último que se le ocurra es ir a votar. Pero la solución no está en no votar, eso lo tengo clarísimo. Aunque los partidos de izquierdas (reales o pretendidas como en el caso del PSOE) me hayan defraudado, aunque me defrauden mil veces más, lo que no haré será dejar el campo libre al enemigo y menos aún votarle (porque no todos los que han votado Vox en Andalucía son ricos terratenientes, desgraciadamente aún quedan personajes tipo “milana bonita”). Porque puede que algún día suene la flauta, porque Colau y Carmena sí que están haciendo algo (quizá no tanto como esperábamos pero sí más que quienes las precedieron) y porque la esperanza es lo último que se pierde.

    Así que yo pienso que sí, la culpa es de quienes no votan y dejan el campo libre al voto de derechas, que ese siempre vota, pero la culpa también es de quienes votan a sus enemigos naturales, ratones votando a gatos que se los acabarán comiendo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Yo era de los que celebró la irrupción de Podemos. El proyecto que anunciaban era ilusionante. Por fin un partido, de la gente y para la gente, se atrevía a plantarle cara al sistema. Incluso mis padres, que la última vez que votaron fue al PSOE del Felipe con su chaqueta de pana, allá por 1982, creyeron que esta vez era diferente. Pero qué va, el sistema es más fuerte que las ideas. Con qué facilidad transformamos proyectos rompedores en reformistas. Yo las últimas veces he votado con la pinza en la nariz, pero ya no puedo, lo siento. La única lucha que vale, con la que de verdad se logran cambios, es la de la calle. Lo tengo más que comprobado. Con mi voto no voy a legitimar más proyectos reformistas de cartón piedra. Por supuesto, respeto a quien siga confiando en los partidos que dicen ser de izquierdas. Ojalá algún día me hagan cambiar de idea. Deberían empezar por prestar atención, pero de verdad, a la gente de la que escribo en el artículo, porque cada día que pasa la precariedad gana terreno. Y si no lo hacen ellos, por mucho que los movimientos sociales traten de ejercer de muro de contención, lo harán los fascistas.
      Otra cosa, lo de “milana bonita”. Lo estoy leyendo mucho estos días, y me molesta bastante, porque parece que nadie ha leído/visto “Los santos inocentes” hasta el final. Azarías es el único, el único de todo el grupo de cobardes miserables (porque miseria es lo único que tienen en sus vidas), que planta cara al señorito; el único que reacciona cuando le tocan lo que más quiere en el mundo: su milana bonita.
      Lo mata.
      El único gesto revolucionario. A ver si aprendemos de él.
      Muchas gracias por leer el artículo y comentarlo.
      Saludos.

      Me gusta

  5. Lo hecho, hecho está… y a partir de ahora ilustremos a quien pueda y quiera ser informado de una realidad: La abstención tuvo sentido cuando las salidas propuestas ofrecían abismos demasiado parecidos como para elegir, y por tanto legitimar un sistema generador de injusticia y miseria condenado al colapso… hoy no lo tiene… la situación ha cambiado, hoy es absolutamente indispensable votar y compensar de la mejor manera el empuje de esta Revolución de Derechas que ya está en marcha. Sin esperar grandes cambios en el sistema… y liberándonos de la cerril futbolización de la política y el amor incondicional hacia los grandes líderes… apoyemos a quienes desde dentro de las instituciones intenten mejorar las condiciones de vida de la mayoría… pero dejemos lo mejor de nosotros reservado para la lucha sin banderas ni partidos que se ha de plantear desde ya en las calles, en las plazas, y por qué no decirlo… en el interior de cada uno de nuestros corazones.

    Y un secreto… ser pobre ocupa todo el día.

    Le gusta a 1 persona

    1. Lucha en las calles, por supuesto. Siempre. Es lo único que hace mover el culo a los políticos. Pero no estoy de acuerdo con que haya que votar al menos malo. La cosa debería ser al revés. Son los partidos quienes tienen que ilusionar con sus propuestas. El más de lo mismo sólo desmoviliza. Y precisamente porque la derecha siempre gana, mediante la “democracia” o, cuando no le sirve, recurriendo a la violencia, la “izquierda” debería perder de una vez los complejos y dejar de hablar bajito para no molestar. No puedes aparecer de la nada vendiendo que vas a ponerlo todo patas arriba, para acabar pactando con la derecha moderada (sí, el PSOE), el partido cuyo único objetivo es proteger el sistema dándole una pátina de progresismo.
      Que cada uno haga lo que considere que debe hacer. Mi cupo de votar con la pinza en la nariz se agotó. Y soy una persona concienciada política y socialmente desde la infancia, así que puedo imaginar lo ocupada que debe estar pensando en política esa gente cuya única preocupación es malvivir, pues más decepciones ya no pueden acumular.
      Muchas gracias por tu comentario.
      Saludos.

      Me gusta

  6. No puedo estar de acuerdo con el artículo. Por ese camino acabas justificando al lumpen que acaba apoyando a Mussolini. Claro que hay opciones que quieren acabar con los desahucios. Claro que hay opciones que quieren acabar con los rescates bancarios. Claro que hay opciones que quieren acabar con el trabajo precario o el paro. Claro que hay opciones que petenden ayudar a los desfavorecidos, a los excluidos. ¿Pero si los excluidos no apoyan a esas opciones, quién las va a apoyar? ¿Los beneficiados del sistema van a apoyar a los que les quieren quitar privilegios? No, claro que no. Deben ser los parias, los desheredados, los excluidos. Y si no lo hacen son responsables de ellos y de las consecuencias. ¿O acaso son menores de edad? ¿Acaso son como el Rey y no están sujetos a responsabilidad? Sí. Sí la tienen. Son responsables de no hacer nada por ellos mismos. Son responsables de dejar en manos de otros su propio destino. Son responsables de permitir que la extrema derecha llegue para ponérselo además más difícil o incluso, lo que es peor, son responsables de asumir el discurso de que la culpa la tiene el otro, el que es además más débil. O son responsables de permitir que el poder propague el discurso de que la culpa es del inmigrante y no del señorito. Claro que son responsables. Y no se trata de votar al menos malo, se trata de votar a aquellos en cuyas propuestas están la mejoras y los derechos sociales que otros (PPSOECSVOX) están pensando en privatizar y degradar. Los excluidos son responsables de sus actos, los infantilismos de izquierda son responsables de sus actos, los niñatos de izquierda son responsables de sus actos, los soplapollismos de izquierda son responsables de sus actos, los infiltrados que animan a la pasividad son responsables de sus actos. Porque no se puede criticar a alguien con la excusa de que no ha cambiado nada cuando se le ha negado el poder para hacerlo. Los que acusan a Unidos Podemos de no hacer nada, o no saben leer o no saben sumar o no quieren hacerlo. Si tuvieran 170 diputados en vez de 70 les daría la razón y sería el primero que les echaría del parlamento por traidores y niñatos. Pero tienen 70 diputados y no tienen más. Entre otras cosas porque esos excluidos (pasivos, infantilistas, niñatos, lumpen y demás) le han negado su apoyo. Acusar de no hacer nada y no haberles dado el poder para hacerlo es cuando menos un ejercicio de cinismo curioso. Cuando no de quintacolumnismo ideológico.

    Me gusta

    1. Imagino que el anarquismo para ti no es una opción legítima, e imagino que tampoco contemplas la posibilidad de que quienes iban a reventar el sistema y han acabado abrazando la socialdemocracia hagan autocrítica. Porque, digo yo, quizás el hecho de que quienes deberían votarles no lo hagan puede que no tenga que ver sólo con el infantilismo o la ignorancia.
      Por cierto, yo he votado a las confluencias en todas las elecciones a las que se han presentado. Pero no vuelvo a votar con la pinza en la nariz.
      Gracias por tu comentario.
      Saludos.

      Me gusta

      1. Hombre, si cientos de miles de trabajadores deciden en asamblea abstenerse, estaríamos hablando de una acción consciente, colectiva y revolucionaria. Si lo prefieres, de una acción anarquista. Y no solo es respetable, es coherente, radical y políticamente activa. Y es beligerante. Si la decisión es individual (aunque sean esos mismos cientos de miles de trabajadores uno a uno), se pierde la acción política y se pierde la beligerancia. Deja de ser coherente y como pasiva que es, entrega el poder a sus enemigos que no dudarán en volverse contra ellos. Entonces no es una acción consciente sino simple dejadez. Las consecuencias las pagamos todos. Los actos individuales no son anarquistas, son individualistas. El anarquismo, como imagino que sabes, requiere organización asamblearia y decisión colectiva. El ejemplo de lo que digo es la participación de la CNT en las elecciones de 1936. Y, hombre, sobre lo que dices de las pinzas, la vida en sociedad requiere el uso de pinzas. De mayor o menor tamaño según los momentos y las condiciones. Pero un buen baremo para saber si es bueno ponérselas o no es la reacción que provocan en nuestros enemigos de clase. En una ocasión un hombre sabio me preguntó, hablando de una persona al que la prensa definía como golpista, militar, populista y caudillo, y al que yo no dudaba en calificar como pseudofascista, quiénes eran los que le apoyaban y quienes le criticaban. Le dije que le criticaban los americanos, la gran patronal, los funcionarios, el capital financiero, la jerarquía eclesiástica y los partidos tradicionales. Entonces es de los nuestros, me dijo. En efecto, poco después Hugo Chávez se definió socialista e inició su revolución. Es decir, si ladran es señal de que, aunque no me guste, a ellos les gusta menos. Luego yo estaré mejor. También sé que si ellos aplauden, puedo estar seguro de que yo y los míos estaremos jodidos. Tu sabrás si ponerte la pinza y salir a votar o quedarte en casa, pero no te quepa duda, si Abascal y compañía salen a celebrarlo, estarás jodido. Estaremos jodidos. Y no es una llamada al voto útil. Es una llamada contra la abstención inútil y por la resistencia.
        Saludos

        Me gusta

  7. La abstencion es el único camimo para deslegitimar el regimen partidocratico. Vivimos en una oligarquía de partidos y no en una democracia, por mucho que nos quieran hacer ver lo contrario. Nos intentan hacer ver que la democracia está perdiendo sus valores cuando no existe la propia democracia en sí, prueba de ello irrefutable es la inexistencia de la separacion de poderes. Hay división de funciones, pero no separación, requisito fundamental. El tems no es abstenerse y ya está….hay que hacerlo activamente y hablar con el vecino, familiar y amigo y decirle que la abstencion es el enemigo publico numero 1. Hasta ahora, lo unico que tienen donde agarrarse es el voto. Y se tiende a pensar inequívocamente , que todo el que se abstiene, si hubiera votado hubiera optado por dar el voto a partidos nuevos o de izquierda. O que la no participación favorece a la derecha….. UNA SOBERANA MENTIRA.
    Yo no estoy participando en una farsa, yo no estoy legitimando la corrupcion como forma de gobierno porque es inevitable, yo no estoy legitimando a unos saqueadores porque creo en las reglas de juego bien definidas y en España no lo están. Yo tengo conciencia y dignidad, y sé perfectamente la diferencia entre legalidad y legitimidad, y los días preceferis a que se logre una abtencion de mas del 80%, solo ese día y saliendo a la calle día si y día tambien…solo esos días cambiarán las cosas y tendrá que iniciarse un periodo de libertad constituyente. No podemos abstenernos sin acción, hay que hacerlo saliendo a la calle. El resto de partidos, divididos en colores e ideplogias no tendrán nada que hacer….el castillo de naipes se derrumbará por algun sitio. No sabemos por donde, pero tenemos la certeza y conviccion de que se caerá. A veces, no pensamos que si la abstencion hubiera sido un partido politico hubiera ganado las elecciones por goleada. Tenemos la falsa intuicion de que las cosas se pueden cambiar desde dentro y no hijos mios….no….las cosas se cambian desde fuera y desde la sociedad civil. Desde dentro, y votando, lo unico que se consigue es ratificar la agonía y el tumor.
    Matemos al cancer, exijamos libertad, extirpemos al bicho de la partdocracia y seamos libres.

    Me gusta

    1. Y tenemos la convicción de que así el castillo de naipes caera porque ya ha pasado antes en… ¿dónde?

      La abstención, desde ese punto de vista, es el “pues ahora no respiro”.

      Me gusta

  8. Lo podeis pintar todo lo bonito que querais, pero solo existe una realidad y es que no votar es dejar en manos del que vota el rumbo politico del pais y esto tiene consecuencias, como ya hemos visto la gente de derechas siempre vota, por tanto ya sabes que al no votar estas regalando tu voto al que te oprime, es cierto que quizas nos quede mucho por conseguir, pero si encima damos pasitos hacia atras….., para cambiar las cosas se precisa salir a la calle a defender nuestros derechos y si no estas conforme con lo que ofrecen los partidos politicos lucha por crear uno que lo haga, la apatía no lleva a nada, si no avanzamos, al menos intentemos no retroceder, que por muy mal que esten las cosas siempre se puede ir a peor.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.