Disfrutando del arte de Fran Recacha

Benjamín y Fran Recacha
Junto a Alla, Newpoleon y Baco en la sala Fort Pienc.

Cuando era niño dibujaba muy bien. No era muy bueno creando a partir de la imaginación, pero si me fijaba en algo era capaz de trasladarlo al papel con un parecido muy digno. Recuerdo que junto a mi hermano Fran, dos años menor que yo, nos pasábamos horas dibujando y pintando. Al principio él tomaba como modelo mis creaciones, pero sólo muy al principio… Pronto fue evidente que su habilidad con el lápiz era infinitamente superior a la mía. Total, que llegó un momento en que acabé frustrado de comprobar que lo que yo tardaba horas en completar él lo hacía en unos pocos minutos, y además mucho mejor, así que me decanté por otras disciplinas. Seguir leyendo “Disfrutando del arte de Fran Recacha”