El aullido del lobo

Canis Lupus Signatus
Lobo ibérico   Foto: Juan José González Vega

El lobo siempre me ha fascinado. Es un animal al que respeto profundamente. Me enamoré de él en mi tierna infancia, viendo aquella maravilla de programa que era ‘El hombre y la tierra’, del gran Félix Rodríguez de la Fuente. No entendía por qué los humanos le habían declarado la guerra hasta el punto de exterminarlo de la práctica totalidad del continente europeo.

Quizás miles de años atrás tuviera un sentido. No en vano, hombres y lobos eran depredadores que competían por las mismas presas. Pero hoy en día ese odio atávico hacia un animal tan bello, noble y discreto es absolutamente irracional. Se le acusa de atacar al ganado. Y en parte es cierto: los lobos cazan ovejas y vacas… muy de vez en cuando. Pero el problema no es el lobo, cuya reducida población en España, sin ser tan crítica como la del lince ibérico, dista mucho de poder considerar a la especie fuera de peligro y, desde luego, resulta ridículo pensar que pueda ejercer un impacto significativo en la población ganadera. Los principales causantes de los ataques a los rebaños son los perros asilvestrados, como demuestra el riguroso estudio desarrollado por dos investigadores de la Estación Biológica de Doñana (CSIC), Jorge Echegaray y Carles Vilà, según el cual sólo un 3% de la alimentación del lobo se compone de ganado ovino, mientras que el porcentaje aumenta hasta un tercio de la dieta de los perros salvajes, por otra parte, mucho más numerosos que sus primos cánidos.

Los mismos científicos señalan algunas prácticas fraudulentas entre los ganaderos, que para cobrar las indemnizaciones que las administraciones públicas destinan a quienes sufren pérdidas de ganado a manos del lobo, no dudan en culparlos aun cuando los rebaños son atacados por perros, e incluso dejan en el campo a los animales muertos de forma natural para que los devoren los lobos.

No pretendo demonizar a los ganaderos (aunque muchos de ellos sí lo hagan con el lobo). Los hay que desarrollan su actividad, tan importante en nuestra sociedad, de forma armónica con el medio natural, utilizando métodos de defensa persuasivos contra los posibles ataques de animales salvajes, como por ejemplo el recurso de los perros pastores. Un lobo jamás se atreverá a atacar un rebaño defendido por un mastín. Lo que pasa es que es mucho más cómodo dejar a las vacas sueltas en el monte, sin tener que preocuparse por ellas.

El ser humano considera que el planeta le pertenece y, por tanto, los demás animales son un estorbo o no en función del grado de intromisión que ejerzan en sus actividades. En España el lobo estuvo virtualmente extinguido, pero logró sobrevivir y recuperarse, aunque siga siendo un enfermo en la UVI. Las estimaciones más optimistas (las oficiales) cifran su población alrededor de los 2.000 ejemplares, si bien un estudio realizado por investigadores de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB), la Estación Biológica de Doñana del CSIC y el Instituto de Biología Evolutiva de la Universitat Pompeu Fabra (UPF) la situaba hace apenas dos años en un máximo de 650.

Pese a tan precaria situación, las presiones de los sectores ganaderos y la complicidad de los gobiernos mantienen al lobo entre las especies cinegéticas, pudiéndose cazar al norte del río Duero. De hecho, ganaderos asturianos y cántabros defienden que la especie se erradique por completo de ambos territorios, donde las vacas campan a sus anchas.

Si no se ha permitido ya es porque, afortunadamente, no todo el mundo apuesta por tan radical solución. Desde la sociedad civil surgen iniciativas que reclaman la protección del lobo ibérico, cuyo valor natural es incuestionable, pero no sólo eso, sino que también tiene un gran potencial económico como polo de atracción para el turismo ecológico, como lo es el oso pardo.

SOS Lobo Cantabria ha lanzado una petición en change.org para pedir que se deje de perseguir y matar al lobo ibérico en esta comunidad. Hasta el momento ha recogido más de 70.000 firmas de apoyo, entre ellas la mía. Os animo a que lo hagáis vosotros también.

Anuncios

19 thoughts on “El aullido del lobo

  1. Hay muchos más lobos de los que apuntan las cifras oficiales. No hay más que darse una vuelta por cualquier institución pública, por cualquier multinacional o por cualquier sucursal bancaria.

    Ya firmé la petición.

    Salud

    Me gusta

  2. Me he emocionado. Me fascinan los lobos y sufro la impotencia de no poder salvarlos, firme la petición nada más recibirla hace meses y además hacia mucho tiempo que no escuchaba a Félix Rodriguez de la Fuente, personaje importante en mi vida.
    Y ese aullido… IMPRESIONANTE!!

    Me gusta

    1. Muy rarito tenía que ser el niño/a para que el amigo Félix no fuera un personaje importante en su vida. El aullido del lobo es uno de los sonidos más maravillosos de la naturaleza. No he tenido la inmensa fortuna de escucharlo in situ, pero seguro que lo haré algún día. Bienvenida!

      Me gusta

  3. Firmada la petición.
    Estupendo programa el de Felix, de pequeños nos enseño tantas cosas…
    Hace unos días coincidimos con un lobo que cruzaba la carretera, Paré el coche y contemplamos a este precioso animal, Ariadna se quedó boquiabierta contemplando su larga cola.
    Salu2

    Me gusta

  4. Además de lo que dices, tan brillante una vez más, qué sería de nuestra imaginería sin el lobo. Que vamos a dejar huérfana a caperucita y los tres cerditos. Personalmente es uno de mis animales totem: gregario, noble y con cierto lado salvaje.

    Firmada la petición!!

    Me gusta

    1. Aunque esa imaginería a menudo haya sido la justificación que han utilizado (y siguen utilizando) quienes quieren acabar con él: es un ser despiadado, que mata por matar, que devora a niños indefensos (incluso a pueblos enteros he llegado a leer por ahí), un ser diabólico que lleva el terror allá por donde pasa… Gracias por la firma! Un abrazo!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s