Amor reivindicativo

Amor reivindicativo“No hay más remedio, no hay alternativa… No hay esperanza. Hay que asumir que nada volverá a ser igual, que los logros que tanto tiempo, sudor y sangre costó conseguir se han esfumado de un plumazo para siempre. Vivíamos en una ilusión, creyendo que el Estado social era un sistema justo, que nos lo merecíamos, que incluso aún había que mejorarlo… Hemos despertado de golpe. La realidad es la que es: no hay dinero para sustentar esa utopía. Bonita, sí. Deseable, también… Pero imposible.

Resignémonos a que lo justo es que no gastemos más de lo que ingresamos, y a que ese dinero hay que invertirlo en cosas productivas, que a su vez generen más dinero, porque si no nos vamos a la quiebra. Sanidad, educación, servicios sociales… Gasto, gasto y más gasto. ¿Pensiones, prestaciones? Derroche. ¿Cooperación, solidaridad? En los cuentos de hadas.

Asumamos que vivimos tiempos de austeridad, en que tenemos que aguantar y tener paciencia. Hay que renunciar a los sueños individuales para adaptarse a la realidad, hacer lo que, por doloroso que parezca, el país requiere de sus ciudadanos. Los sacrificios personales obtendrán su recompensa en un futuro, indeterminado aún, pero nuestros esforzados gobernantes aseguran que llegará. ¿Y quién lo puede saber mejor que ellos?”

“¿Pero qué mierda me estás contando? Mira a toda esta gente. ¿Tú crees que muestra resignación? Vale, quizás no sean los más combativos del mundo, pero ahí están, manifestándose, protestando, reclamando, saliendo a la calle porque están seguros de que otro mundo es posible, de que las cosas se pueden hacer de otra manera… de que hay salida, una salida diferente, en la que la prioridad seamos las personas. Le dicen a esos “esforzados” gobernantes que miren hacia abajo, que desciendan de su torre y se den cuenta de una vez de que quienes estamos aquí no somos simples datos, que detrás de cada uno de nosotros hay una historia infinitamente más valiosa que la cuenta de resultados de cualquier banco…”

“Eso que dices está muy bien, pero la realidad es que no pueden hacer mucho más de lo que hacen, porque la crisis…”

“¡A la mierda la crisis! La crisis sólo la sufrimos los de siempre, los que vivimos en el mundo real. Los privilegiados son ahora más ricos que nunca, y ya está bien de que se rían en nuestra cara.”

“Y qué podemos hacer…”

“Pues lo que estamos haciendo hoy, tantas veces como sea necesario. Demostremos que no nos conformamos, que no nos creemos sus mentiras, que tenemos alternativas. Si somos mayoría y estamos unidos les obligaremos a escuchar o, mejor aún, les obligaremos a que se larguen.”

“¿Sabes?”

“¿Qué?”

“Eres increíble… Te quiero.”

“Calla y bésame de una vez.”

Anuncios

2 thoughts on “Amor reivindicativo

  1. Que bien nos irá a tod@s si nos besamos y nos abrazamos tanto como nos apetezca. El mundo se llena de luz con cada emoción expresada, liberada de prejuicios, lanzada al Universo, compartida desde uno hacia el todo y desde el todo hasta tod@s los seres…Besos y Besos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s