Centrifugando recuerdos (XIX)

Los martes toca ración de Centrifugando recuerdos en ‘Salto al reverso’. Ya van diecinueve. El piso que comparten Sara y Tere, con la Alhambra como telón de fondo, y las callejuelas del Albayzín siguen siendo el escenario principal de esta parte del relato…

SALTO AL REVERSO

Centrifugando recuerdos

(Los capítulos anteriores los puedes leer aquí)

—Perdona por haberte hecho esperar tanto rato, pero es que nunca sé a qué hora voy a acabar.

Pese al cansancio evidente, el joven camarero no pierde la vitalidad. Ahora viste una camiseta roja, la camisa sudada de trabajo la lleva en una bolsa de plástico. Luis, sentado en un banco, apura el cigarrillo que finalmente decidió encender para hacer tiempo.

—No te preocupes. ¿Fumas? —pregunta, mostrándole el cigarrillo que sostiene entre los dedos, al tiempo que se incorpora y carga con la mochila que ha ido a buscar al coche.

—Ni fumo, ni bebo. Soy un chico sano. —Sonríe—. ¿Vamos?

Luis asiente y comienzan a caminar calle abajo.

—Por cierto, me llamo Aiman.

Se detiene y le alarga la mano.

—Encantado. Yo soy Luis.

Tras el saludo, caminan unos segundos en silencio. Luis está agotado y le cuesta pensar. Necesita una…

Ver la entrada original 1.510 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s