Centrifugando recuerdos (XIV)

Centrifugando recuerdos llega al capítulo catorce y es hora de que empiece a despejarse alguna incógnita…

SALTO AL REVERSO

Imagen libre de derechos descargada en pixabay.com Imagen libre de derechos descargada en pixabay.com

(Los capítulos anteriores los puedes leer aquí)

Luis toma la salida hacia Granada de la autovía, y conforme se acerca al centro de la ciudad nota un pellizco en el estómago cuya presión creciente le obliga a suspirar cada pocos segundos. «Tío, relájate un poco, que estás taquicárdico», se dice, parado frente a un semáforo en rojo. Las manos, firmemente agarradas al volante, le sudan, y no es por culpa del calor. Se mira los dedos; le tiemblan. Ahora, además, los dientes empiezan a repiquetearle.

Se mira en el espejo retrovisor. «Vaya cara de cordero degollado». Cierra los ojos un momento, vuelve a suspirar, y cuando los abre profiere un alarido con el que libera unas cuantas atmósferas de presión.

—Va, no te has recorrido España de norte a sur para rajarte ahora. Tomaste una decisión y la vas a llevar hasta…

Ver la entrada original 1.605 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s