Entrevista en Mundo Palabras: “Con la autoedición he descubierto que hay lectores para mis obras”

Benjamín Recacha - El viaje de Pau

Los amigos de Mundo Palabras me han hecho una extensa entrevista en la que hablo sobre la aventura literaria, cómo afronto el proceso creativo, mis gustos y algunas curiosidades. Os dejo con ella.

Benjamín Recacha es un escritor y periodista catalán, con dos novelas autopublicadas: El viaje de Pau y Con la vida a cuestas; coautor, junto al también escritor Toni Cifuentes, de Cartas a un escritor. ¿Cómo se escribe un best-seller?, que recoge un año de intercambio epistolar; y autor de la novela breve La cooperante, publicada por entregas en el blog cultural ‘Salto al reverso’, en el que colabora desde su creación. Acaba de publicar Memorias de Lázaro Hunter: los caminos del genio, novela breve en cuya adaptación gráfica trabaja su hermano, el pintor e ilustrador Fran Recacha, y está escribiendo su tercera novela larga, una historia policíaca que espera completar a lo largo de este año.

Hola, Benjamín, bienvenido a mundopalabras.es, nos encanta tenerte de nuevo por aquí (hace unos meses nos dejaba este interesante artículo). ¿Cuándo comenzaste a escribir, Benjamín?

De niño. Recuerdo que en el cole me encantaba escribir historias de aventuras y divertidas, que luego leía a mis compañeros.

¿Y a publicar?

Hace tres años. Perdí el empleo que tenía por las mañanas y eso me dejó el tiempo libre necesario para acabar la novela que había empezado a escribir un par de años antes, El viaje de Pau. Al principio el reto fue completarla, pero una vez conseguido, me metí de lleno en la tarea de publicarla. Busqué editorial, pero como no recibí ofertas interesantes decidí hacerlo por mi cuenta. Y hasta ahora.

Cuéntanos algo sobre tu última novela, Con la vida a cuestas. ¿Qué podrán encontrar los lectores entre sus páginas?

Las historias de varios personajes que buscan su sitio en la vida. Algunos ya lo han encontrado, otros andan algo perdidos y otros no saben realmente si vale la pena intentarlo. Éste es el caso del protagonista, Alberto, quien, desde la desesperanza, inicia un viaje en el que irá encontrando motivos para volver a disfrutar de la vida.

Paralelamente, Lorena, una mujer como tantas, ninguneada por la sociedad y por ella misma, se dará cuenta de que el primer paso para vivir es quererse a sí misma.

No creo, sin embargo, que sea una novela intimista. Es obvio que el peso recae en los personajes, y que sus historias vitales invitan a reflexionar, pero también hay acción, aventuras, amor, mucho diálogo, e incluso una trama policial. Y, como ya sucedía en mi primera novela, buena parte de la trama se desarrolla en escenarios naturales preciosos. En esta ocasión, las comarcas leonesas de Babia y el Bierzo. Lugares maravillosos.

Todas tus obras son autopublicadas, ¿no has pensado nunca en contactar con una editorial tradicional?

Lo intenté con El viaje de Pau. En aquel momento desconocía cómo funciona el sector y quizás no hice un trabajo previo de selección lo bastante exhaustivo, pero la verdad es que no me arrepiento, porque ahora que lo conozco un poco mejor hay muchas cosas que no me convencen. De todas formas, no me cierro a publicar con alguna editorial que muestre interés por mi obra. Si te soy sincero, no creo que eso ocurra en un futuro cercano.

¿Cuál ha sido tu experiencia con la autoedición?

Muy positiva. Primero, porque me ha permitido superar el reto de escribir y publicar, algo que unos años atrás era impensable. Y segundo, porque he descubierto que hay lectores para mis obras. Autoeditar, en realidad, está al alcance de cualquiera. Las plataformas digitales permiten poner a la venta cualquier cosa, sea cual sea su calidad. Pero es bastante más complicado conseguir lectores que rebasen el ámbito familiar. Quiero creer que, gracias al trabajo bien hecho (siempre mejorable), poco a poco me voy haciendo hueco. Me siento muy orgulloso de poder decir que tengo unos cuantos lectores fieles, a los que no conocía antes de emprender esta aventura.

Precisamente, considero que el contacto directo con la gente, las complicidades que se generan, es uno de los puntos fuertes de la autoedición.

También hay cosas negativas, por supuesto. Por ejemplo, el tener que dedicar a menudo más tiempo a la promoción, a tener presencia en las redes sociales, que a escribir. Es necesario pero a la vez un hándicap, porque, como suelo decir, la mejor promoción es escribir bien. Sin libros no hay promoción posible, pero, claro, hay que darlos a conocer de alguna forma. No es fácil encontrar el equilibrio.

Lee aquí la entrevista completa.

Anuncios

2 thoughts on “Entrevista en Mundo Palabras: “Con la autoedición he descubierto que hay lectores para mis obras”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s